Ir a contenido

CORRUPCIÓN.CAT

Mas acusa a Millet y Montull de mentir sobre la financiación ilegal de CDC

El 'expresident' atribuye las acusaciones del dúo del Palau a una estrategia para rebajar sus condenas

Todos los partidos, menos JxSí, piden la comparecencia del president del PDECat ante el Parlament

F. MASREAL / X. BARRENA / BARCELONA

El expresidente de la Generalitat Artur Mas, el pasado 27 de febrero en Madrid.

El expresidente de la Generalitat Artur Mas, el pasado 27 de febrero en Madrid. / AGUSTÍN CATALÁN

Artur Mas se ratifica en que la financiación de Convergència no fue ilegal y no hubo corrupción. En una breve declaración de un minuto y medio, el 'expresident' ha mostrado este jueves en L'Hospitalet su total apoyo en el extesorero del partido, Daniel Osàcar, a quien Fèlix Millet y Jordi Montull acusan, en el juicio del saqueo del Palau de la Música, de ser la persona que vehiculó la financiación ilegal de Convergència a través del Palau, cobrando comisiones de Ferrovial a cambio de la concesión de obra pública a la empresa.

"Me ratifico en todo lo que había dicho hasta ahora: primero, la plena confianza en Daniel Osàcar, absoluta, total, y segundo, lo que ha explicado él es que muchas de las cosas que se dijeron el primer día [del juicio] eran simplemente mentira", ha afirmado el 'expresident' y actual presidente del PDECat. En este sentido ha añadido que la versión de hoy de Osácar en el juicio del caso Palau (desmintiendo lo dicho ayer por Millet y Montull) ha sido "una versión muy clara, muy rotunda, y creo que además muy honesta en el sentido de que muchas de las acusaciones que se le hacen son pura invención o pura mentira". Daniel Osácar, ha aseverado al inicio de su intervención, es "la persona que tiene nuestra confianza a nivel de partido durante todos estos últimos años".

"UNA MANERA DE PROTEGERSE"

Mas ha añadido que las declaraciones de Millet y Montull acusando a Convergència son "una manera de alguna gente de protegerse, que necesitan rebajar sus penas porque es manifiesto que estuvieron robando dinero del Palau de la Música".

LA FINANCIACIÓN ERA MENOS EXIGENTE

Posteriormente, en un coloquio en l'Hospitalet de Llobregat, y a preguntas de una representante de ICV que ha reclamado responsabilidades políticas por el caso Palau, Mas ha añadido que las acusaciones contra CDC deberían concretar a qué adjudicaciónes de obra pública se refieren en la acusación de que el partido se financió a través de Ferrovial a cambio de concederle determinadas obras. "¿Quieren hacer el favor de decirnos qué expedientes se alteraron de adjudicación de obra pública que permitan después un trato de favor? Se han de decir qué expedientes, porque si no son acusacioens genéricas, se han de demostrar las cosas, no se puede simplemente opinar", ha afirmado.

EL 'expresident' ha admitido que "agradable no lo es", el caso Palau. Y ha admitido que no hace una defensa absoluta de la financiación de su partido: "No hago una defensa cerrada de si la financiación de CDC era mejor o peor o qué etapas hemos pasado, pero darle ya pátina de credibilidad total a la gente que quiere intentar salvarse a cualquier precio y que son quienes son...como mínimo escuchemos a la otra parte, que también habla con mucha convicción y reconoce cosas que estaban en el marco legal". Y es que Mas ha recordado que durante los años que se juzgan en el caso Palau la exigencia sobre la financiación de partidos eran menores y eran legales los donativos anónimos y las aportaciones de empresas a partidos políticos.

EL CERCO POLÍTICO

En tanto, el cerco político alrededor del 'expresident' se redobla hasta conseguir una unidad casi perfecta en el Parlament. Todos los grupos de la Cámara, menos Junts pel Sí, óbviamente, han presentado una petición conjunta para que el ‘expresident’ Artur Mas, presidente a su vez del PDECat y, en tiempos, de CDC, comparezca ante la Cámara. El motivo de la unidad y de la urgencia, claro está, las revelaciones de Fèlix Millet.

La iniciativa, ni que sea por razones cronológicas, cabe adjudicársela a la CUP y a Ciutadans que el mismo miércoles ya comunicaron su intención de pedir la presencia de Mas en el Parlament. Los ‘ciudadanos’ añadieron a la lista al actual ‘president, Carles Puigdemont, con el fin de conocer qué medidas ha tomado su Ejecutivo para que no se reproduzcan las presuntas prácticas denunciadas por Millet, y este jueves por Jordi Montull.La CUP, por su parte, reclamó el miércoles que además de Mas fuera Germà Gordó, hoy diputado de JxSí, el que diera explicaciones.

Y los anticapitalistas, los mismos que, dijeron, habían enviado a Mas "a la papelera de la historia" parecen decididos a no tar tregua al líder del PDECat. Así, la fuerza ha registrado este jueves una serie de preguntas para indagar sobre su actividad actual.

LOS VIAJES DE MAS

Los 'cupaires' quieren conocer los detalles del informe anual de actividades de su oficina y también descubrir los motivos por los que se usa el correo corporativo de la Conselleria de Presidència de la Generalitat para informar de convocatorias y enviar notas de prensa de actos públicos en los que participa el 'expresident'.

En este sentido, exigen que Mas explique la relación de su actividad con programas de internacionalización de la situación política catalana y analizar con lupa las aseveraciones que expone sobre el proceso soberanista en el exterior. Quieren saber especialmente quién gestiona la cobertura comunicativa de sus viajes en universidades como Oxford (Reino Unido)  y Harvard (EEUU), donde recaló la semana pasada.