EL ÓRDAGO INDEPENDENTISTA

Rajoy enfría las expectativas de una oferta a Catalunya

El presidente dice que quiere hablar de "infraestructuras" e "inversiones"

El líder del PP deja a Albiol que sea el que desmienta las supuestas reuniones privadas

El presidente de Francia, François Hollande, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, antes de la cumbre bilateral en Málaga. / AFP / GERARD JULIEN

El presidente de Francia, François Hollande, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, antes de la cumbre bilateral en Málaga.
El presidente de Francia, François Hollande, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, antes de la cumbre bilateral en Málaga.

/

4
Se lee en minutos
PILAR SANTOS / MÁLAGA

Después de unos días con declaraciones llamativas sobre la llamada operación diálogo y algunas contradicciones entre los representantes del Ejecutivo y el PP sobre la voluntad real de Mariano Rajoy ante el desafío soberanista, le tocaba hablar al presidente del Gobierno. En una rueda de prensa en Málaga tras la cumbre celebrada con Francia, el jefe del Ejecutivo central enfrió este lunes las expectativas de que Rajoy tenga diseñado un plan para reconducir la situación política de Catalunya.

El presidente no confirmó ni desmintió al delegado del Gobierno, Enric Millo, que el domingo aseguró que está habiendo contactos "discretos" entre ambos ejecutivos, y dijo que la posición de la Moncloa ya es "conocida" por la Generalitat y la opinión pública. "Estamos dispuestos a hablar de lo que son los problemas reales de los catalanes", sentenció, pero no de referéndums ni de cómo incumplir "conjuntamente" la ley.

Rajoy criticó la ausencia de Carles Puigdemont en la Conferencia de Presidentes al considerar que en esa cumbre se abordaron asuntos que interesan a los catalanes, como la financiación, el envejecimiento de la población y la dependencia. "De eso quiero hablar yo. Y de infraestructuras y de inversiones y de todo aquello que le importa a la gente", continuó ante el presidente francés, François Hollande, que declaró que no abordaron el reto catalán con Rajoy.

Hollande, que dejará el Elíseo en mayo, evitó cualquier análisis público sobre la cuestión aunque en ocasiones anteriores se ha mostrado contrario a la secesión de Catalunya.secesión En reuniones recientes entre los dos, la Moncloa presionó al Ejecutivo francés para que se manifestara en contra del referéndum, pero este lunes, según fuentes diplomáticas galas, al Gobierno español no le interesaba echar más leña al fuego y no pidió nada en ese sentido.

Esa prioridad, la de hablar de "lo que le importa a la gente", es la primera que el líder del PP tiene para Catalunya, aunque marcó otras tres: que las instituciones catalanas representen a todos los catalanes y no solo a los independentistas, que no se "divida" más a la sociedad y que la CUP no sea la que maneje a Puigdemont.

LA CONFERENCIA DE MAS

La posibilidad de que la Moncloa pueda hacer una oferta a Catalunya empezó a comentarse con fuerza el viernes, después de que Artur Mas, en una conferencia a puerta cerrada en la clase de un máster de la Autónoma de Madrid, hiciera referencia a una posible tercera vía. El ‘expresident’, según 'El País', cuya empresa editora, el grupo Prisa, participa en la organización del máster, aseguró el jueves ante los estudiantes que, además de los "dos esquemas posibles" (la independencia o "la autonomía en regresión"), hay una solución "en medio" que debería proponer "el Estado español".

Horas después, el portavoz de la Moncloa, Íñigo Méndez de Vigo, insinuó que Rajoy está hablando con Puigdemont en privado, información reforzada el domingo por Millo, que anunció contactos "discretos". La Generalitat lo negó y este lunes fue el propio PP el que rechazó que esas reuniones se estén produciendo.

LAS REUNIONES SECRETAS DEL PACTO FISCAL

El coordinador general del PP en Catalunya, Xavier García Albioldesmintió al delegado del Gobierno. "Reuniones políticas secretas no existen. Nuestras propuestas y oferta a los catalanes y a la Generalitat no son secretas, son públicas. Y la oferta es trabajar para mejorar la sanidad, educación, infraestructuras y servicios sociales", afirmó Albiol en unas declaraciones claramente coordinadas con la Moncloa para permitir que Rajoy pudiera ser ambiguo y no se sintiera obligado a corregir a Millo.

Noticias relacionadas

Así el jefe del Ejecutivo superó la rueda de prensa del lunes sin tener que decir ante los micrófonos que no está manteniendo encuentros con discreción, esa cualidad que él valora tanto en política pero que puede que una parte de su electorado y de la derecha mediática no entendieran si es con la Generalitat de Catalunya. Mas reveló en el 2015 en el Parlament que llegó a tener "varias reuniones" con Rajoy en la Moncloa en el 2012, durante "cinco y seis horas seguidas y de las que no se enteró nadie", para hablar del pacto fiscal. De hecho, Rajoy, en una entrevista por la noche en Tele 5, aseguró: "Si hubiera reuniones discretas o secretas no las iba a contar yo porque dejarían de ser discretas o secretas". 

Acuerdo para que París entregue miles de documentos incautados a ETA

En la cumbre de Málaga, España y Francia han refrendado su unidad en la lucha contra el terrorismo con el acuerdo para crear un comité que se reunirá antes del 30 de junio para proceder a la cesión de los documentos incautados a ETA en los últimos 20 años. La república francesa entregará miles de documentos, armas, explosivos y efectos aprehendidos a las diferentes cúpulas y aparatos de la banda en territorio para impulsar la investigación de los asesinatos de la banda sin resolver y contribuir a la divulgación de un relato justo de décadas de violencia. El presidente francés, François Hollande, aprovechó para invitar a Mariano Rajoy a una reunión el 6 de marzo en Versalles con los dirigentes de Italia y Alemania para intentar fortalecer su coordinación ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Hollande abogó públicamente por que pueda haber una 'Europa de dos velocidades' para que los gobiernos que quieran ir más rápido en la integración lo puedan hacer.