24 oct 2020

Ir a contenido

El PSOE continúa con la purga de los afines a Pedro Sánchez

La gestora decide relevar de la Diputación Permanente a tres parlamentarios fieles al exlíder

"Es una muestra más del sectarismo de la dirección provisional", señala Sumelzo, una de las afectadas

Juan Ruiz Sierra

Pedro Sánchez y la diputada Susana Sumelzo, el pasado 11 de febrero en Madrid. 

Pedro Sánchez y la diputada Susana Sumelzo, el pasado 11 de febrero en Madrid.  / AGUSTÍN CATALÁN

La gestora del PSOE continúa con su purga de los diputados afines a Pedro Sánchez. Tras el relevo de varios de los miembros de esta corriente de sus puestos como portavoces en distintas comisiones, y la sanción de 600 euros a quienes dentro de este grupo desobedecieron el mandato de abstenerse y votaron en contra de la investidura de Mariano Rajoy, este viernes la dirección del grupo parlamentario comunicó la salida de las tres integrantes de la Diputación Permanente que eran más cercanas al exsecretario general, dimitido el pasado 1 de octubre.

Las afectadas por esta medida son Adriana LastraSofía Hernanz y Susana Sumelzo, que tendrán que dejar el máximo organismo de gobierno de la Cámara baja fuera del periodo de sesiones. Las dos últimas desacataron el mandato del partido y mantuvieron el rechazo al líder del PP. “Esta es una prueba más de la forma de actuar de la gestora, que vuelve a demostrar su sectarismo en unas fechas, además, muy poco adecuadas”, señaló a este diario Sumelzo, en referencia a que la salida se produce en la víspera de Nochebuena. La dirección del grupo parlamentario, por su parte, explica que la Diputación Permanente se reunirá probablemente en enero, de ahí que la decisión se haya tomado en este momento. 

LA LEGITIMIDAD

Cuando alcanzó el liderazgo socialista, Sánchez también hizo múltiples cambios en el grupo parlamentario, algo que ahora recuerdan los defensores de la dirección provisional, presidida por el asturiano Javier Fernández. La diferencia, señalan los críticos, es que Sánchez fue elegido por la militancia. Su legitimidad, por tanto, era mucho mayor que la de la gestora, constituida en el mismo comité federal que acabó con la dimisión de Sánchez.