EL DESAFÍO INDEPENDENTISTA

Puigdemont busca exhibir un apoyo transversal al referéndum

La cumbre proconsulta creará un grupo coordinador con Joan Ignasi Elena, entre otros

Junts pel Sí y CUP tratan de amarrar a la hoja de ruta a unos escépticos 'comuns'

El ’president’ Carles Puigdemont, el vicepresidente Oriol Junqueras y la ’consellera’ Neus Munté, en una sesión de control en el Parlament.

El ’president’ Carles Puigdemont, el vicepresidente Oriol Junqueras y la ’consellera’ Neus Munté, en una sesión de control en el Parlament. / JULIO CARBO

4
Se lee en minutos
FIDEL MASREAL / XABI BARRENA / BARCELONA

La cumbre del referéndum, que aunará este viernes a partidos y entidades sociales en el Parlament, servirá para lanzar de nuevo el mensaje de unidad política del 84,6% de los catalanes a favor de la consulta, tal como recogió el último barómetro del GESOP para EL PERIÓDICO. Este es el principal mensaje hoy, el de la unidad... siempre que no se entre en detalles sobre si el referéndum ha de ser necesariamente pactado con el Estado o no. Pero el 'president' Carles Puigdemont prepara algo más para el encuentro de este viernes para seguir proyectando esta imagen de unidad.

Puigdemont guarda celosamente sus cartas cara a la preparación de una reunión que servirá para ver juntos al Govern, Junts pel Sí, la CUP y Catalunya Sí que es Pot, con el añadido de la participación de la alcaldesa de BarcelonaAda Colau, que ya ha protagonizado diversos actos de apoyo al proceso soberanista, en especial en relación a las actuaciones judiciales contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

¿De qué cartas se trata? Probablemente de algún tipo de iniciativa política que mantenga vivo, hasta donde sea posible temporalmente, este mensaje de cohesión de las asociaciones y los partidos soberanistas para que el Estado asuma la necesidad de una consulta, mediante un referéndum vinculante, sobre la independencia de Catalunya.

EL ENCAJE DE BOLILLOS

Con todo, la unidad tiene los pies de barro. Y para muestra, las advertencias de uno de los que participará este viernes en el encuentro del Parlament, Joan Carles Gallego, líder de CCOO. Para Gallego, no se puede extraer de la cumbre el mensaje de que se hará un nuevo 9-N9-N o una consulta de manera unilateral. El dirigente sindical reclama no hacer un uso partidista de la sesión. "Debería salir de una manera muy clara y limpia la voluntad de negociar con el Gobierno un referéndum. Pero para negociar no puedes decir que harás el referéndum sin negociación. No se puede decir que harás lo que te dé la gana", ha advertido.

En el otro extremo de los partidarios del referéndum está la CUP, que no quiere oír hablar de nada que tenga que ver con pedir permiso o pactar con el Estado la convocatoria del referéndum. Y la CUP es el socio del Govern, así que Puigdemont tratará de hacer equilibrios entre la posición de los anticapitalistas y la de Gallego o de Catalunya Sí que es Pot, coalición que pactó con Junts pel Sí una resolución sobre la necesidad de contactar con responsables estatales e internacionales para la celebración de un referéndum pactado. Una resolución que sigue en pie, a diferencia de la del "referéndum o referéndum" pactada por JxSí con los 'cupaires'.

MENSAJE A LOS 'CUPAIRES'

En un discurso este jueves por la noche en la cena de Navidad de la federación barcelonesa del PDECat, Puigdemont aludió precisamente a la CUP al erigir al Partit Demòcrata como la "fuerza decisiva" en el proceso hacia una eventual Catalunya independiente, capaz de "plantarse" ante "desafíos" del Estado y de partidos independentistas que "lo ponen difícil", informa Efe.

EL PROCESO CONSTITUYENTE, CONGELADO

La cita de este viernes ha de servir también para enterrar políticamente el Pacte Nacional pel Dret a Decidir, apadrinado por el expresidente del Parlament Joan Rigol, para dar paso al Pacte pel Referèndum. Y también evidenciará, salvo sorpresas, que el llamado proceso constituyente (el que ha supuesto una de las actuaciones del Tribunal Constitucional contra el 'procés') sigue en el congelador pese a que la comisión parlamentaria creada a tal efecto decidió poner en marcha diversas comisiones de impulso de esta gran plataforma cívica previa a la elaboración de una Constitución para Catalunya.

ELENA, EN EL GRUPO COORDINADOR

La cita de este viernes aunará a buena parte del soberanismo. Entre los participantes, además de diversos miembros del Govern, la presidenta y expresidentes del Parlament, también estará el 'expresident' Artur Mas. Una figura que acude a la cita a iniciativa de Puigdemont para dar continuidad al Pacte Nacional, ahora rebautizado.

Noticias relacionadas

También se acordará, según han avanzado 'El Nacional' y 'Nacio digital', la creación de un núcleo coordinador del nuevo Pacte Nacional, que podría estar integrado por el exdirigente del PSC Joan Ignasi Elena, vinculado a una de las alas más catalanistas del partido y que fundó posteriormente el colectivo Avancem. Su figura sería coherente con la voluntad de Puigdemont de mantener un perfil transversal a la apuesta por el referéndum de independencia anunciado para --como muy tarde-- septiembre del próximo año. 

Al lado de Elena habrá otros perfiles vinculados ideológicamente al resto de espacios políticos que apoyan el referéndum (PDECatERC y la CUP) como podría ser el caso de Carme Porta, exresponsable del área de Família en la Conselleria de Benestar del tripartito, y, de perfil fiel al Partit Demòcrata, la 'exconsellera' Carme Laura Gil. Pero todo ello con voluntad de potenciar la idea de equipo más que de grandes liderazgos, según fuentes conocedoras de las negociaciones previas a la reunión.