Ir a contenido

FUNERAL POR LA EXALCALDESA DE VALÈNCIA

Un adiós multitudinario y con aristas para Rita Barberá

"Fue un enorme honor ser amigo de Rita Barberá", afirma Rajoy

NACHO HERRERO / VALÈNCIA

Rajoy, a su llegada al tanatorio de València donde se veló el cuerpo de Rita Barberá.

Rajoy, a su llegada al tanatorio de València donde se veló el cuerpo de Rita Barberá. / MIGUEL LORENZO

La sala principal del Tanatorio Municipal de València se quedó pequeña este jueves para celebrar el funeral por Rita Barberá y decenas de personas lo siguieron en el vestíbulo, agolpadas ante las puertas de la entrada que permanecieron abiertas. Durante el día un goteo de representantes de la sociedad civil se acercaron a expresar sus condolencias.

Algo parecido sucedió en el ayuntamiento, que registró colas durante toda la jornada para firmar en el libro de condolencias. El consistorio y el portal-altar de casa de Barberá fueron los escenarios para el adiós de los ciudadanos anónimos. En la despedida a la exalcaldesa no faltaron ni gente ni aristas, un fiel reflejo de lo que fue su trayectoria política.

La familia había pedido poder celebrar una ceremonia íntima con amigos y allegados pero sin partidos e instituciones y esa difusa línea permitió que cada cual se situara de un lado o de otro. Todos, excepto Mariano Rajoy, que quiso estar en los dos. El presidente del Gobierno subrayó que acudió "como presidente del PP y amigo de Rita" y resaltó que fue un "gran honor" gozar de esa amistad. También subrayó que fue una "extraordinaria alcaldesa".

"CON LO QUE ELLA OS DIO Y LA DEJASTEIS CAER"

Junto a él, acudieron, entre otros, la presidenta del Congreso, Ana Pastor; la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y la diputada Celia Villalobos. "Con lo que ella os dio y la dejasteis caer", se oyó a la entrada de esta comitiva desde la zona en la que estaban algunos de los familiares. Junto a ellos, los más afectados y los más dolidos eran sus colaboradores en el ayuntamiento.

El Rey se une al duelo

Felipe VI quiso abrir su discurso en los Premios Jaume I con un recuerdo para Barberá. Tras una breve introducción en valenciano, expresó su "más sincera condolencia" por su fallecimiento. "Como alcaldesa compartimos muchos acontecimientos importantes en las últimas décadas de la vida de València”, recordó. El Monarca aseguró que se unía "al duelo de su ciudad" y envió a sus familiares y allegados su "respeto y un sentido recuerdo".

La exconcejala Mayren Beneyto dijo que la forma en que murió "ha sido lo más triste del mundo" y subrayó que "estar apartada de todos aquellos que fueron sus compañeros y sus amigos fue lo peor para ella". El aún edil Félix Crespo abrió el foco y dijo que la senadora no pudo asumir "las vejaciones, el insulto, el desprecio y el olvido de tantos con los que trabajó y le quisieron". Cerró el círculo el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, que antes de presidir el funeral lamentó la "injusta" condena "pública" que, según él, tuvo que soportar.

Entre los que se acogieron expresamente al deseo de la familia estuvieron los principales representantes del PP en la Comunitat Valenciana, pues su presidenta, Isabel Bonig, y principales colaboradores no estuvieron presente. Ellos fueron también de los que más presionaron para que en septiembre Barberá se hiciera a un lado. 

ADVERSARIO, NO ENEMIGO

Tampoco hubo representantes institucionales, aunque todos ellos se acordaron de ella por la mañana en el acto de entrega de los Premios Jaume I. Desde el alcalde Joan Ribó, hasta Felipe VI, pasando por el presidente de la Comunitat Valenciana, Ximo Puig, que aprovechó también para marcar otras distancias y pidió no deshumanizar la política. "La grandeza de la democracia es que permite que quien piensa diferente se convierta en adversario pero impide que se le considere enemigo”, recalcó.

El acto había comenzado con un respetuoso minuto de silencio y una de las 'senyeres' del estrado lució un crespón negro en honor a Barberá, que en los próximos días seguirá recibiendo actos de recuerdo y homenaje. El lunes volverá a celebrarse una misa por ella en la catedral, donde el miércoles su hermana ya dejó claro que, para ellos, "el único juicio verdadero, que es el que interesa, es el del todopoderoso".

0 Comentarios
cargando