LA ESTRATEGIA DE LA FORMACIÓN MORADA

¿Oposición o 'pressing catch'?

Podemos cree que PP y PSOE escenificarán un combate falso en el Congreso e intentarán reflotar el bipartidismo

Iglesias desdeña las iniciativas en la Cámara baja, pero rehace su ley estrella y la volverá a presentar

Pablo Iglesias pronuncia su discurso en la investidura de Mariano Rajoy. 

Pablo Iglesias pronuncia su discurso en la investidura de Mariano Rajoy.  / Javier Lizon/ EFE

2
Se lee en minutos
Iolanda Mármol
Iolanda Mármol

Periodista

ver +

La tarde en que volvió de hablar con el Rey, la semana pasada, Pablo Iglesias explicó que está convencido de que buena parte de las iniciativas parlamentarias quedan convertidas en "papel higiénico". Argumentó que, aunque la oposición se una para aprobarlas, el PP sigue detentando una capacidad de bloqueo que le resulta frustrante y, en definitiva, volvió a exhibir una frágil esperanza en la capacidad transformadora del Congreso. Para el jefe morado, los cambios legislativos solo pueden implementarse desde el Gobierno y cree, además, que Mariano Rajoy está decidido a apurar los cuatro años de mandato. Esta reflexión le lleva a reclamar una estrategia de calle, de movilización social, de ciudadanos críticos que ejerzan la oposición desde las asociaciones, como muleta para una labor institucional coja. Pero sabe, también, que Podemos necesita demostrar mayor solvencia en el trabajo parlamentario. Que aunque algunas iniciativas se queden en "papel higiénico" hay que pelearlas, no tanto por la posibilidad de que se pongan en marcha, como por la necesidad de exhibir una mayor solvencia parlamentaria.

El líder morado  ondea la bandera frente al PP, pero aduce que el trabajo parlamentario es "papel higiénico" 

Podemos necesita demostrar qué haría si gobernase y con ese empeño trabaja ya en un paquete de propuestas que tiene previsto presentar en las próximas semanas. Entre ellas, su medida estrella, la Ley 25 de Emergencia Social.Ley 25 de Emergencia Social. Cuando la llevaron al hemiciclo la primera vez en la anterior legislatura, los morados fueron flagelados por partidos de todo el arco parlamentario, incluso los que la apoyaron, que la criticaron por contener tal cantidad de errores que la convertían en "una chapuza". "No me lo recuerdes, qué bochorno, no podemos presentar algo tan vergonzoso otra vez, estamos mejorándola", reconoce un diputado podemista. 

"BOCHORNO Y CHAPUZA"

Podemos presentará la nueva Ley 25, aun cuando Iglesias ya ha admitido que cuenta con que el Gobierno la tumbe, utilizando la capacidad de veto que tiene sobre propuestas que implican un incremento del presupuesto. Aunque superase esa barrera, recuerda, el PP sigue ostentando mayoría en el Senado, lo que le permitiría enmendarla.

La estrategia podemista  es provisional, hasta que pablistas o errejonistas impongan su tesis en la asamblea ciudadana 

Noticias relacionadas

La interpretación que Iglesias hace sobre la labor del Parlamento resulta especialmente llamativa porque, a la vez, reivindica a Podemos como fuerza líder de la oposición. Es decir, por una parte tiene una confianza débil en el poder del Congreso pero, en su discurso, ondea la bandera del protagonismo frente al PP y promete cuatro años de batalla contra los conservadores. En las filas moradas están convencidos de que el hemiciclo va a convertirse esta legislatura en un 'show' de combate falso y escenificado entre populares y socialistasmientras tejen alianzas en los despachos. "Intentarán revivir el bipartidismo con combates de 'pressing catch', donde PP y PSOE parezcan fervientes enemigos en una lucha guionizada y teatral", advierte el 'argumentario' de la secretaría política.

¿Cómo transitará Podemos en este escenario? La cúpula está decidida a ondear la bandera de la oposición real al PP, frente a un PSOE que tilda de "rehén arrodillado" ante Rajoy. Y sin embargo, la dirección es consciente de que esa posición que se atribuyen es provisional: las discrepancias entre pablistas y errejonistas laten tras esta estrategia y habrá que esperar a saber quién se impone en la asamblea ciudadana estatal --prevista para principios de año pero aún sin fecha-- para determinar cuál va a ser la línea de oposición de Podemos en el último mandato de Rajoy.