01 dic 2020

Ir a contenido

Los partidos reprochan a Iglesias que desprecie al Parlamento

PSOE, C's, ERC y PNV censuran las palabras del líder de Podemos desdeñando la labor de los diputados

El jefe morado criticó las "sonirsas arrogantes" de los parlamentarios y reivindició "la política de la calle"

Iolanda Mármol

El portavoz del PP conversa con José Manuel Villegas y Miguel Ángel Gutiérrez tras la Junta de Portavoces. 

El portavoz del PP conversa con José Manuel Villegas y Miguel Ángel Gutiérrez tras la Junta de Portavoces.  / JOSE LUIS ROCA

Pablo Iglesias viene incrementando sus comentarios de desdén hacia las instituciones desde hace semanas sin más respuesta que el malestar interno, el de los afines a Íñigo Errejón, que ven una deriva radical peligrosa. Sin embargo, el malestar ha llegado más allá de las fronteras de Podemos. Este lunes, el jefe podemista despreció el trabajo en el Congreso, dijo que la “verdadera política está en la calle”, que los diputados “no muerden” y tienen “sonrisas arrogantes”.

Sus expresiones parecen haber colmado la paciencia del resto de partidos, que han salido a censurar esas palabras, en las que solo ven un intento por conquistar a los militantes morados, que en los próximos meses votarán a la nueva dirección del partido. “Es muy difícil morder y hablar a la vez, y un parlamentario tiene que hablar y llegar a acuerdos”, ha replicado el diputado socialista, José Andrés Torres Mora a los comentarios de Iglesias. Le ha acusado de “simplificar” mensajes que son complejos para atraerse a la ciudadanía tratando de convertir la política en algo “sin moral”.

“El portavoz de ERC, Joan Tardà, ha calificado las expresiones de Iglesias de “sandez” y ha admitido su sorpresa porque un politólogo no sea realmente consciente de la importancia de la labor parlamentaria, aunque se esté en minoría. “Me cuesta creer que dijera una sandez tan enorme”, ha confesado el republicano.

El portavoz de Ciudadanos ha criticado con dureza a Iglesias. "La política hay que hacerla en la calle en una dictadura porque los partidos no tienen espacio en las instituciones", le ha reprochado Juan Carlos Girauta, quien ha afeado al líder podemista querer "aprovechar las ventajas que tienen las instituciones para mandar y las ventajas de copar en la calle la respuesta a su propia ingeniería social".

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, también le ha recriminado sus palabras y ha incidido en la importante función que un grupo puede hacer aunque esté en minoría en el Congreso. 

FUERZA ANFIBIA

El líder de En Comú Podem, aliado de Iglesias, ha evitado las críticas directas, pero ha abogado por hacer un "buen trabajo parlamentario". "Tenemos una responsabilidad enorme", ha señalado Xavier Domènech, quien ha indicado que deben apostar por hacer "interpelaciones amplias en el Congreso" y a la vez ser la "grieta" que permita la entrada de las reivindicaciones ciudadanas en las instituciones. 

El secretario político de Podemos ha evitado entrar en la polémica. Errejón ha asegurado que no hay contracicción alguna entre hacer un buen trabajo parlamentario y estar en contacto con la calle. "Podemos tiene que ser una fuerza anfibia, útil en la calle y en las instituciones", ha reclamado.