Ir a contenido

PROCESO PENAL CONTRA UNA EXALTO CARGO DEL GOVERN

La directora fallida de la hacienda catalana está imputada en la trama de las ITV

Olga Tomás, que ha renunciado al cargo, supuestamente participó en la contratación irregular de un mediador

J. G. Albalat

Olga Tomas ha decidido renunciar a dirigir la hacienda catalana.

Olga Tomas ha decidido renunciar a dirigir la hacienda catalana.

La CUP hizo público este lunes un comunicado en el que denunciaba un “hedor a corrupción” en la propuesta de Olga Tomàs para ocupar el cargo de directora de la Agència Tributària de Catalunya. No le faltaba razón. Y es que esta mujer, que fue propuesta por la Conselleria d'Economia que dirige Oriol Junqueras y que ya ha renunciado al cargo, aparece como investigada (antes imputada) en una de las piezas separadas que nació de las pesquisas por el ‘caso ITV’, sobre el presunto amaño en la adjudiciación de estaciones de inspección técnica de vehículos y en el supuesto pago de comisiones, a través de su mujer, al exdiputado de la extinta CDC Oriol Pujol.

Fuentes judiciales han confirmado este martes a EL PERIÓDICO que Tomàs continúa en la actualidad como investigada en las diligencias judiciales que se incoaron por la contratación por parte de la Generalitat, en el 2012, de un mediador que debía resolver el litigio entre operadores de las estaciones de ITV y pacificar el sector. En esta causa también aparece como investigado Enric Colet, exsecretario general de Justícia que ha ocupado varios cargos en la Administración catalana. La fiscalía ha solicitado al juez que finalice la investigación sobre esta rama del 'caso ITV'.

Cuando ocurrieron los hechos, Colet era secretario general del departamento de Empresa y, como tal, fue el responsable de adquirir los servicios de Josep Tous, exnúmero dos de la Diputació de Barcelona, presidente de la sectorial de Empresa de CDC y hombre de confianza de Oriol Pujol. A Tous, la Generalitat le encargó poner orden en el plan territorial de las ITV. Por aquel entonces, Tomàs era la directora de Serveis de la Conselleria d'Empresa i Ocupació.

DOS CONTRATOS

La fiscalía sostiene que, en el 2011, a Tous se le adjudicó “irregularmente” y sin publicidad un contrato por importe de 44.840 euros aparentemente por “la asistencia para el desarrollo de un plan estratégico para la defensa del consumidor”. Según la acusación pública, la ley establece que en este tipo de contratos se debe invitar a tres empresas a formar parte del concurso, otorgando el trabajo a la que mayor puntuación obtenga. Es decir, a la oferta más ventajosa para la Administración.

Sin embargo, en los correos intervenidos durante la investigación se ha comprobado, según relata la fiscalía en un informe, cómo Tomàs le pidió al propio Tous que le indicara tres empresas a las que se podía adjudicar el contrato. Fue el mismo Tous quien, según esta versión, le remitió el nombre de dos empresas administradas por él y su esposa, así como el nombre de una tercera compañía relacionada con él. A la acusación pública le consta que el pliego de condiciones técnicas fue redactado conjuntamente por Tous y Tomàs. El contrato se acabó adjudicando a una de las empresas de Tous.

Este contrato y otro del 2012 por importe de 20.709 euros (por la elaboración de un documento relativo a un plan del Govern) sirvieron realmente, en opinión de la fiscalía, para retribuir a Tous por el trabajo de intermediación en el sector de las ITV. El ministerio público considera que los hechos podrían ser constitutivos de los delitos de prevaricación administrativa y otro de malversación de fondos públicos. En su declaración, Colet defendió la contratación de Tous como mediador y negó toda irregularidad.

0 Comentarios
cargando