21 sep 2020

Ir a contenido

Ciudadanos incluye el trilingüismo en Catalunya en las negociaciones de investidura con el PP

Junts pel Sí e ICV critican la medida y aseguran que atenta contra el modelo de inmersión lingüística

MARTA CASADO / BARCELONA

Mariano Rajoy y Albert Rivera, el pasado 10 de agosto, en el Congreso.

Mariano Rajoy y Albert Rivera, el pasado 10 de agosto, en el Congreso. / JOSÉ LUIS ROCA

El panorama político actual ha convertido a Ciudadanos en la única llave de la que dispone Mariano Rajoy para abrir de nuevo las puertas de la Moncloa. Aferrados a esta idea, los miembros del PP han accedido a negociar con el grupo de Albert Rivera y estos han aprovechado la ocasión para poner sobre la mesa de negociación algunas de sus medidas estrella.

El partido naranja pretende que Catalunya sea uno de los ejes centrales. Entre las propuestas, la formación aboga por impedir la celebración de un referéndum, impulsar infraestructuras "de Estado" como el corredor ferroviario del Mediterráneo o implantar el controvertido modelo de educación trilingüe.

El diputado de Ciutadans en el Parlament Jorge Soler ha asegurado este miércoles en una entrevista a Catalunya Ràdio que sus propuestas son "absolutamente necesarias porque, hasta ahora, los políticos catalanes se han dedicado a hacer partidismo".

Soler ha defendido el modelo trilingüe como "una gran oportunidad para que los catalanes hablen y dominen" las tres lenguas que se proponen desde Ciudadanos: catalánespañol inglés. El político de la formación naranja también ha destacado como necesario mejorar el modelo de financiación autonómica. A su juicio, los dirigentes catalanes han abandonado a sus ciudadanos y les ha reclamado que sigan la estela de Ciudadanos y vayan a Madrid a pedir mejoras para Catalunya.Una estrategia, según Soler, totalmente contraria al 'peix al cove' de Convergència i Unió

OFENSIVA CONTRA LA INMERSIÓN LINGÜÍSTICA

La defensa del modelo de educación trilingüe no ha pasado inadvertida en Catalunya, donde algunas fuerzas la han percibido como un ataque a la inmersión lingüística vigente desde 1983. Según Meritxell Ruiz, 'consellera' d'Ensenyament, la formación presidida por Albert Rivera está aprovechando las negociaciones con el PP para plantear "una de las grandes razones de ser de Ciudadanos, que es la lucha contra la lengua catalana".

La dirigente de Junts pel Sí se ha mostrado preocupada por este "pacto nacional por la educación" y ha lamentado que Ciudadanos esté haciendo "un debate ideológico de un tema que es pedagógico". 

"La respuesta a esta medida es la ley de educación catalana", ha asegurado la 'consellera' en declaraciones a RAC-1, que ha defendido el modelo que se aplica actualmente y que prevé que cada centro tenga su propio proyecto lingüístico en función de sus necesidades. Por último, Ruiz ha pedido a Ciudadanos "que deje la lengua en paz porque los retos educativos están en otro lado".

Ernest Urtasun, portavoz de ICV, ha coincidido con la dirigente de Junts pel Sí y ha asegurado que el modelo de la inmersión ha sido un éxito y que, precisamente por esta razón, "se debe defender de los ataques de la derecha española con uñas y dientes".

Ciutadans, por su parte, se ha congratulado de la medida impulsada desde Madrid y ha mantenido que esta propuesta está dirigida a todos los catalanes.