Ir a contenido

Nuevo conflicto diplomático entre Generalitat y Gobierno, ahora en el Somme

Catalunya homenajea a sus voluntarios en la Primera Guerra Mundial al margen de la delegación española

Raül Romeva y Martí Anglada, delegado de la Generalitat para Francia y Suiza, en el acto de homenaje

Raül Romeva y Martí Anglada, delegado de la Generalitat para Francia y Suiza, en el acto de homenaje / TWITTER

Catalunya ha homenajeado este lunes a sus voluntarios que lucharon en la Legión Extranjera francesa en la Primera Guerra Mundial. Y finalmente lo hace al margen del Gobierno central, tras un nuevo conflicto diplomático que ha estado a punto de dejar la Generalitat sin poder participar en la conmemoración del centenario de la batalla de la Somme. El 'conseller' d'Exteriors, Relacions Institucionals i Transparència, Raül Romeva, ha realizado una ofrenda floral con la 'senyera' en el acto de homenaje en Belloy-en-Santerre (Norte-Paso de Calais-Picardía, Francia), aunque inicialmente las autoridades francesas pretendían que se limitara a formar parte de la delegación española.

La "mayoría" del millar largo de voluntarios catalanes eran "independentistas" que combatían con la 'estelada', según defiende Exteriors y por ello el Govern se ha negado a homenajearlos con la bandera española, a pesar de la presión de las autoridades francesas. Los catalanes de la Legión Extranjera, como "los voluntarios checos, eslovacos y los Balcanes", "aspiraban a la independencia de sus países si finalmente el Imperio Austrohúngaro y Alemania eran derrotadas", argumentan desde la Generalitat. Los grupos catalanistas más radicales, como Unión Catalanista y Esquerra Catalanista, "consideraron que el catalanismo debía tener política exterior propia para alcanzar una proyección internacional y por eso organizaron y apoyar a los voluntarios catalanes que luchaban bajo bandera francesa", insisten. 

La batalla de Belloy-en-Santerre, el 4 de julio de 1916, fue una carnicería: en un solo día murieron 900 combatientes de la Legión Extranjera. 50 eran catalanes, liderados por Camil Campanyà. Después de la guerra, la Mancomunitat y el Ayuntamiento de Barcelona financiaron íntegramente la reconstrucción del pueblo, que quedó literalmente arrasado. Por ello, desde entonces las principales calles llevan el nombre de Rue de la Catalogne y Rue de Barcelone. Y en la fachada del ayuntamiento, pagada por las instituciones catalanas, como la iglesia o el monumento de homenaje a los caídos, hay una placa en honor a Campanyà.

LA ORGANIZACIÓN

Los organizadores de la conmemoración del centenario invitaron a la delegación de la Generalitat en París a participar, de la misma forma que se pusieron en contacto con las embajadas de EEUU, Chequia (que no era un estado independiente en 1916) o Alemania para que también homenajearan a sus muertos. Pero cuando el acto ya estaba prácticamente cerrado a nivel local, las autoridades francesas también instaron la embajada española a participar y pidieron a la Generalitat que se uniera a su delegación. El Govern se negó rotundamente y, finalmente, la presión de los alcaldes de la zona ha permitido que este lunes Catalunya pueda homenajear a sus voluntarios al margen de España.

Romeva ha participado en el acto acompañado del delegado de la Generalitat en Francia y Suiza, Martí Anglada. La ceremonia ha incluido un concierto de la Orquesta Barroca de Barcelona y la lectura de poemas de Campanyà. Por parte de Francia, han participado en la conmemoración la subprefecto de Péronne, Odile Bureau; el presidente de la Mancomunidad de la Alta Picardía, Philippe Cheval, y sus vicepresidentes, Robert Billoret y Bruno Etévé; el alcalde de Belloy-en-Santerre, Bernard Lictevout; el presidente de la entidad Souvenir Français, Marcel Queyrat, y un oficial representante de la Legión. También asistirán consejeros y militares checos, alemanes y de EEUU.

0 Comentarios
cargando