DE VUELTA A LAS URNAS

Podemos prepara un pacto "rápido" con el PSOE tras el 26-J

La dirección da por hecho el 'sorpasso' y se compromete a hacer "lo que más facilite" el acuerdo a Pedro Sánchez

Plantearán un programa de legislatura y una estructura ministerial que blinde su cumplimiento

Irene Montero, frente al Congreso de los Diputados, en Madrid. 

Irene Montero, frente al Congreso de los Diputados, en Madrid.  / JUAN MANUEL PRATS

Se lee en minutos

“Es como avanzar por Mordor en alerta permanente, pero te vas encontrando a los orcos dormidos y sigues caminando, perplejo por la ausencia de peligros, mientras vas contando los días para llegar al final”. Con esta metáfora de 'El Señor de los Anillos' describen en Podemos su travesía por una campaña electoral sigilosa, en la que tratan de no hacer ruido, para alcanzar el 26-J con una mayoría social que les permita una victoria que sobre el PP parece compleja, pero que dan por descontada sobre el PSOE. Apunto de entrar en el último tramo de ese recorrido, los dirigentes morados tienen asumido que, si se confirman los pronósticos, tomarán, de inmediato, la iniciativa de proponer un gobierno de coalición a Pedro Sánchez.

Desconocen, en ese contexto, cuál sería la respuesta, si facilitar un nuevo gobierno del PP o aceptar un ejecutivo progresista, pero dicen estar determinados a actuar rápido, quizá la misma noche electoral, y del modo que más allane el camino al líder socialista. No quieren cometer errores con golpes de efecto contraproducentes. ¿Cómo presentarán su oferta? La ejecutiva no lo ha decidido aún, pero con toda seguridad no volverán a repetir la puesta en escena de aquel 22 de enero, cuando Iglesias trasladó al Rey su oferta de gobierno de coalición sin informar previamente a Sánchez, quien habló de “arrogancia”.

En una conversación informal con Irene Montero, la jefa de gabinete de Iglesias incide en que la prioridad es escoger el modo en que al PSOE le resulte más cómodo sentarse a negociar y alcanzar pronto un acuerdo. “De lo que estoy segura es de que haremos lo más evidente, claro, firme y contundente para poder llegar a un acuerdo con el PSOE. Haremos aquello que más lo facilite. Lo más importante  es que lo que hagamos facilite esa negociación”, asegura, y da por hecho que, en este caso, las negociaciones serán ágiles. “Tengo la sensación de que este proceso irá mucho más rápido”, opina.

CONSTRUIR CREDIBILIDAD

Sobre el fondo, una decisión clara: tanto si el 'sorpaso' fuese doble como si sólo ganan en número de votos, presentarán un programa de legislatura y una estructura de Gobierno, ponderada por el número de papeletas conseguidas el 26-J. Se defienden de quienes simplifican la crítica y hablan de “reparto de sillones”. Quiénes asuman las carteras ministeriales, consideran, resulta clave para conseguir ejecutar las políticas comprometidas, visión que defienden en su último vídeo. “Ambas cosas son fundamentales. Las políticas y quién las ejecuta. A la gente sí le importa quién se sienta en un sillón”, defiende Montero.

Irene Montero

JEFA DE GABINETE DE PABLO IGLESIAS

"Haremos lo que más facilite un acuerdo con el PSOE y tengo la sensación de que este proceso irá mucho más rápido"

Noticias relacionadas

Licenciada en Psicología, es una de los miembros de la dirección con mayor capacidad de empatía, y reconoce que uno de sus mayores aprendizajes en Podemos ha sido la importancia del “componente emocional” en unas negociaciones. Admite que tras el 20-D las relaciones entre Iglesias y Sánchez estuvieron marcadas por una desconfianza creciente, como ambos líderes han reconocido. El primer objetivo, ahora, es construir un marco de credibilidad. Y, a pesar de los recelos que exhibe el socialista, ella es optimista. “Si hay una determinación de llegar a buen puerto, eso también construye confianza. Y si el PSOE toma la decisión de gobernar con nosotros, las confianzas se van a construir muy rápido porque el trabajo conjunto va a ser tan intenso y tan urgente que, o se construyen confianzas o habremos fracasado en los objetivos políticos”, asume. 

En Podemos esperan confirmar el ‘sorpasso’ y prometen a Sánchez que no tendrá que andar sobre los puentes quemados de la anterior legislatura, porque están dispuestos a tender otros nuevos para permitir al jefe socialista que los cruce con seguridad y que, en lugar de elegir la orilla del PP, camine hacia la suya. Mientras, más allá del discurso de mano tendida, aprovechan la campaña para plantearle esa disyuntiva y pedirle que se defina. En el fondo, convencidos de que el PSOE no tiene una respuesta y que eso se paga en las urnas.