Ir a contenido

de vuelta a las urnas

Rajoy apenas dedica unos segundos en Lleida a cargar contra el pulso soberanista

"La unidad de España no se toca", ha sentenciado el líder del PP, que ha centrado su discurso en pedir que se concentre el "voto moderado" en su partido

Rafa Julve

Rajoy saluda a un simpatizante a su llegada al mitin electoral que ha ofrecido en la Llotja de Lleida.

Rajoy saluda a un simpatizante a su llegada al mitin electoral que ha ofrecido en la Llotja de Lleida. / EFE / ANDREU DALMAU (EFE)

De los seis diputados que perdió el PP en las pasadas elecciones generales en Catalunya, donde bajó de 11 a 5 escaños, el de Lleida es el que los populares tienen más opciones de recuperar. El 20-D se quedaron a cero en esa circunscripción por 2.300 votos y este domingo Mariano Rajoy ha llegado a la capital del Segrià al rescate de ese asiento en favor de José Ignacio Llorens. Tras un paseo por el conjunto monumental del Turó de la Seu Vella, el presidenciable popular ha ofrecido un mitin en la Llotja ante unas 500 personas en el que ha reclamado sobre todo que se concentre el "voto moderado" en su partido y que gobierne "la lista más votada". En cuanto al pulso independentista catalán apenas ha dedicado unos segundos, que ha rubricado con una sentencia: "La unidad de España no se toca". 

Esta ha sido la primera de las dos visitas que Rajoy hará a Catalunya en campaña. La segunda será este martes en Barcelona, donde intervendrá en el foro Primera Plan@ que organiza EL PERIÓDICO, pero la de Lleida cobra especial trascendencia para los conservadores porque confían en lograr ese diputado gracias a los votos huérfanos de Unió y también a los "decepcionados con Ciudadanos" por su apoyo al PSOE, como se ha encargado de resaltar repetidamente Llorens. Rajoy no ha hablado de los democristianos, pero sí ha entrado en tromba contra el partido de Albert Rivera, que hace seis meses logró 17.800 papeletas en Lleida, 5.000 menos que el PP. Es con los 'naranjas' con quienes los populares se juegan muchas fichas y de ahí que el presidente en funciones les haya atacado esta vez más a ellos que a los soberanistas.

EL RIDÍCULO DE REPETIR ELECCIONES

Según Rajoy, hay 25 provincias en España que están en la misma situación que Lleida, es decir, que el 20-D "los votos de Ciudadanos no sirvieron para nada", solo para que los populares no consiguieran un escaño más. "Concentrar el voto moderado en el PP es lo inteligente, lo que nos va a permitir gobernar", ha proclamado ante un auditorio entregado. "Pedimos el voto a la España moderada, la que no quiere gobiernos a la griega ni a la venezolana", ha subrayado. El líder popular, en una conversación posterior con los periodistas, ha considerado que repetir de nuevo las elecciones sería una ridículo mundial y se ha mantenido firme en su oferta de gran coalición a los socialistas al estilo del Ejecutivo alemán

Ciudadanos no parece tan prioritario para los populares en ese acuerdo. Es más, los dardos contra el partido naranja solo han sido superados en ovaciones cuando el mandatario conservador ha lanzado una de sus pocas pullas a los soberanistas. "No sería bueno trasladar al Gobierno de la nación los espectáculos de algunas instituciones con solera", ha espetado. Se ha referido explícitamente al Ayuntamiento de Madrid, también al de Barcelona, y lo ha rematado apuntando directamente al Govern de la Generalitat, al recordar que se ha quedado sin "algo tan importante como son los presupuestos" por haber pactado con la CUP.

Según Rajoy, el problema de los acuerdos con los "radicales y extremistas" es que no solo lo acaban sufriendo los partidos que gobiernan; también "los sufren los ciudadanos". En el saco de "radicales" también ha incluido a Podemos, a quienes ha dedicado varios aldabonazos recordándoles que no permitirá el referéndum que proponen, y con quienes también ha ironizado tras el incidente de la jornada: durante el mitin dos miembros de la PAH se han levantado de entre el público ataviados con la camiseta verde de la plataforma y han proferido varias consignas. El equipo de seguridad los ha desalojado y, tras ello, Rajoy ha ironizado desde su atril: "Habrá que pedirle al señor [Pablo] Iglesias que les diga a sus dirigentes que no nos manden a sus manifestantes, o que los mande un poco más tarde".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.