Meritxell Batet estudia presentarse a las primarias del PSC

La diputada, que el 20-D concurrió de número 2 por Madrid, decidirá si da el paso en "las próximas horas"

Meritxell Batet.

Meritxell Batet. / JOSÉ LUIS ROCA

1
Se lee en minutos
Iolanda Mármol
Iolanda Mármol

Periodista

ver +

Meritxell Batet deshoja la margarita. La dirigente socialista medita si presentarse a las primarias del PSC y asegura que lo decidirá en las próximas horas. La posibilidad de que encabece la lista por Barcelona el 26-J la ha planteado la propia Batet en una conversación informal en los pasillos del Congreso durante el último pleno de la XI legislatura, poco después de que Carme Chacón confirmase en el mismo lugar que renuncia a concurrir en las próximas elecciones. 

"Hay tiempo para pensar, no mucho, y me lo voy a tomar, aunque sean unas horas", ha afirmado la diputada, que, si se decide, podría trasladar este viernes su decisión a la ejecutiva del PSC en la reunión que hay convocada de ese órgano y a la que tiene previsto asistir. Batet ha asegurado que, si da el paso, no teme competir con el senador Carles Martí, que este lunes anunció en una entrevista a EL PERIÓDICO su candidatura.

La inclusión de Batet como número uno del PSC cuenta con el aval de la dirección de los socialistas catalanes. Aunque hace dos semanas había difundido y hecho saber a la cúpula del partido que prefería repetir como número dos en la lista por Madrid, tanto el PSOE como Barcelona se muestran favorables a este cambio tras el paso atrás de Chacón. 

Noticias relacionadas

Pedro Sánchez, que ha llegado con Batet al pleno del Congreso este jueves, ha dejado la puerta abierta a que su diputada sea la nueva cabeza de lista por Barcelona. Tras recordar que es militante del PSC aunque él la incluyó como número dos por Madrid el 20-D, ha subrayado que es una persona de "su máxima confianza" y ha dejado la decisión en manos de la propia diputada y de los socialistas catalanes. 

Por su parte, la dirigente ha descartado que la renuncia de Carme Chacón se deba a "movimientos tácticos" para recolocarse en la época del "postsanchismo", aunque ha admitido que desconoce cuáles son los "motivos políticos" que han llevado a la exministra de Defensa a dar un paso atrás.