Ir a contenido

El tribunal del 'caso Nóos' estudiará la expulsión de Manos Limpias del juicio

El abogado de Diego Torres ha solicitado la medida tras la denuncia por extorsión contra el responsable del sindicato ultra

El sindicato se libra por el momento de la suspensión de actividades

Margarita Batallas

La jueza Samantha Romero apuesta por la permanencia de Manos Limpias en el ’caso Nóos’. / EFE / VÍDEO ATLAS

El tribunal que juzga el 'caso Nóos' estudiará la petición de expulsión de Manos Limpias del juicio después de que el abogado de Diego Torres, Manuel González Peeters, reclamara al inicio de la sesión esta medida ante las investigaciones sobre la supuesta extorsión que llevó a cabo el responsable del sindicato ultra junto al de Ausbanc.

La defensa de Torres y Ana María Tejeiro, con la adhesión de la de Iñaki Urdangarin y Mercedes Coghen, han pedido la expulsión de la acusación popular porque, a su juicio, persigue "intereses espurios".

Manos Limpias es la única acusación que ejerce acciones penales contra la infanta Cristina, para quien reclama ocho años de cárcel como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales supuestamente cometidos por su marido en la sociedad Aizoon. Su expulsión, por tanto, podría liberar a la hermana del Rey del proceso.

El abogado de Cristina ha evitado sumarse a la petición de expulsión y la fiscalía, que se ha opuesto en todo momento a la imputación de la infanta, ha reclamado al tribunal que pida a la Audiencia Nacional información sobre los procesos abiertos contra el sindicatos para analizar si procede apartarlo de la causa.

EL SINDICATO NO ESTÁ IMPUTADO

Por su parte, la letrada de Manos Limpias, Virgina López Negrete, ha rechazado la solicitud alegando que el sindicato al que representa no está siendo investigado ni pesa sobre él ninguna medida cautelar. Es únicamente su responsable, Miguel Bernard, quien está siendo investigado.

Ante estas intervenciones, la presidenta del tribunal, Samantha Romero, ha anunciado que la sala resolverá sobre la reclamación tras analizarla, aunque ha apelado a la presunción de inocencia frente a una solicitud hecha sobre la base de una "investigación embrionaria".

El sindicato ultraderechista, con todo, se ha librado, de momento, de la suspensión de actividades. El juez Santiago Pedraz y el fiscal Daniel Campos han comenzado a investigar sus actividades tras la detención de Bernard, pero todavía no cuentan con elementos suficientes que les permita concluir que esta entidad está involucrada en las actividades de su jefe que desde el pasado lunes está en la cárcel por haber extorsionado a bancos y personas junto a Ausbanc con la presentación y retirada de querellas.

Fuentes de la investigación han explicado que la investigación contra Manos Limpias se encuentra aún en pañales. Estas fuentes explican que las pesquisas se dirigieron desde el minuto uno contra Ausbanc y su presidente, Luis Pineda, después de que tres bancos denunciasen sus chantajes por haberse negado a pagar sus convenios de publicidad.

En el camino se toparon con Manos Limpias que aceptó ejercer la acción popular para presionar a los extorsionados que le indicaba Ausbanc a cambio de una financiación que, según los primeros datos, rondó los 60.000 euros entre 2013 y 2016.