CAMINO DE LA INVESTIDURA

Podemos se prepara ya para una negociación 'a la catalana'

Iglesias suspende la negociación con el PSOE tras el pacto con Ciudadanos

Los podemistas confían en llegar a un acuerdo con los socialistas tras la primera investidura

Errejón afirma que el PP es el verdadero destinatario de este documento. / JOSÉ LUIS ROCA / Vídeo: ATLAS

2
Se lee en minutos
Iolanda Mármol
Iolanda Mármol

Periodista

ver +

Pablo Iglesias está decidido a exprimir el calendario y a poner toda la presión sobre Pedro Sánchez después de una primera investidura, la próxima semana, en la que prevé que el candidato socialista fracase. El líder de Podemos, considera que, una vez analizados los términos del acuerdo de gobierno entre PSOE y Ciudadanos, no tiene sentido mantener la mesa de diálogo abierta este lunes y congela las negociaciones. ¿Hasta cuándo? Formalmente la puerta sigue abierta, pero los podemistas alegan que mientras el documento suscrito por Pedro Sánchez y Albert Rivera siga en firme es inútil dialogar. Creen que es un texto redactado para que se sume el PP, ya sea con un ‘sí’ o una abstención en la investidura del socialista.

Si finalmente Mariano Rajoy ratifica su decisión de no apoyar a Sánchez y se llega a una “investidura fallida”, Podemos aspira a que el candidato vuelva a presentarse en un segundo intento, para poder negociar con él entre el 5 de marzo y el 3 de mayo, día en que expira el plazo, se disuelven las Cortes y se convocan nuevas elecciones. Son 59 días de plazo que en Podemos han venido a denominar “el segundo tiempo” y que aspira a exprimir como sucedió en Catalunya, donde el acuerdo para investir al 'president' se cerró a última hora.  

En esa horquilla del calendario, ya contra las cuerdas de unos nuevos comicios, los de Iglesias plantearán de nuevo el gobierno de coalición a Sánchez, en principio en la misma lógica que su oferta actual, aunque no descartan mover algunas posiciones. La incógnita sigue siendo, en el caso de que socialista se mueva, si la cesión sería para aceptar a Iglesias en el ejecutivo o un gesto que permitiese a Podemos asumir una abstención para evitar unas elecciones que, intuyen, no les favorecerían.

DIÁLOGO FILIBUSTERO

Los negociadores del partido morado se quejaban en privado que apreciaban en el PSOE una actitud de filibusterismo que les hacía temer lo peor. Cuando analizaron el documento del pacto, aseguran, comprendieron porqué apenas había avances “lentos y dificultosos”.

Noticias relacionadas

Alegan que la política económica es inasumible, que no es un acuerdo reformista y que se instaura la tercera reforma laboral para reducir la indemnización por despido. Según el podemista, se pasaría de recibir compensación de 20 días a 12. Tras escucharle, el portavoz socialista Antonio Hernando le acusó de “mentir”“mentir”, en una comparecencia especialmente áspera.

IU y Compromís, acudieron a la cita de este miércoles "por cortesía". Sin embargo, consideran que, sin los de Iglesias, este espacio a cuatro queda en suspenso, pero mantienen el deseo de recomponerlo y de convencer a Podemos para que vuelva a sentarse tras el primer intento de investidura de Sánchez.