Ir a contenido

LAS NEGOCIACIONES POSELECTORALES

Rivera obvia el contrato único y ya no pide bajar impuestos

Ciudadanos no incorpora estas medidas en su documento para negociar con Sánchez

La propuesta que los socialistas presentarán el lunes incluye ofertas de otros grupos

Gemma Robles Juan Ruiz Sierra

El rechazo de Pedro Sánchez a excluir a Ciudadanos de la negociación de investidura, como le exige Pablo Iglesias para poder alcanzar un acuerdo con Podemos, se hizo evidente con la reunión posterior de las delegaciones del PSOE y el partido naranja en el Congreso. "Cuando he visto que nos dejaban entrar en la habitación he comprobado que no nos excluían”, afirmó el diputado de Ciudadanos José Manuel Villegas con ironía. Llegó a la cita, junto a sus compañeros, con un documento bajo el brazo que escondía sorpresa: no aparecían negro sobre blanco ni el contrato único ni una rebaja fiscal como condiciones previas.

Según explicó Villegas a la prensa, eso no significa que renuncien a ese tipo de contratación, añadiendo que "por supuesto" que lo reclamarán en la mesa de negociación, pero no será línea roja en ningún caso. Tampoco exigen en su texto una rebaja de impuestos como sí hacían en campaña, conformándose con solicitar que no se suban. "Nuestro planteamiento es que se simplifiquen los impuestos, eliminar deducciones y bajar tipos, pero habrá que ver a qué acuerdos se pueden llegar y a cuáles no", agregó.

Sí reclama Ciudadanos, entre otras cosas, un "compromiso previo" de "limpieza de imputados en listas y cargos" en el capítulo de corrupción (lo que en algún caso podría afectar a la situación de algunos socialistas); una ley electoral "justa y proporcional" y, ya en terreno de la reforma constitucional, "culminar la organización territorial del Estado" y la supresión del Senado. Estas últimas medidas, aunque el PSOE cediera y las aceptara, no serían posibles sin la complicidad del PP.

VERSE CON EL PP

Por su lado, el portavoz de los socialistas, Antonio Hernando, salió a la palestra a apuntar que solo había leído por encima ese documento --dividido en los ejes: economía; empleo y políticas sociales; regeneración; Europa y reforma constitucional-- pero que, en principio, veía posibilidades de "grandes coincidencias en lo que deben ser los contenidos del acuerdo".

"Vamos a tener diferencias y obstáculos, pero seguro que son superables con buena voluntad", añadió Hernando, quien, como también hizo Villegas, aseguró haber constatado una "voluntad real y sincera" de ambas partes por llegar a buen puerto. Ciudadanos, de hecho, dijo a estar dispuesto a impulsar un Gobierno reformista que desbloquee la situación en la que se encuentra España, aunque incidiendo en que, para ello, creen necesario que los populares se comprometan también en la operación, y que intentarán sentarse también con ellos. Eso sí, el partido naranja ha rebajado la reclamación que llegaron a hacerle a Mariano Rajoy esta semana directamente para que se abstuviera ante la investidura de Sánchez.

Las delegaciones socialistas y 'naranja' tienen previsto seguir negociando el lunes sobre el documento entregado ya por Ciudadanos y un segundo que el PSOE les hará llegar a ellos y a otros grupos políticos, incluido Podemos, y que ya incluirá medidas que los partidos han ido proponiendo a Sánchez --que este sábado se ve con el PNV-- en su primera ronda de contactos para ser investido.

0 Comentarios
cargando