Flaixbac intentó, sin éxito, gastar la misma broma al 'president'

El pasado martes, el programa 'El matí i la mare que el va parir' llamó al Palau de la Generalitat pero no pasó el filtro de la Secretaria de Presidència

El ’president’ Carles Puigdemont y el vicepresidente Oriol Junqueras, en la reunión del Consell Executiu.

El ’president’ Carles Puigdemont y el vicepresidente Oriol Junqueras, en la reunión del Consell Executiu. / FERRAN SENDRA

Se lee en minutos

El programa radiofónico que este jueves ha gastado una broma al presidente del Gobierno en funciones, Mariano RajoyMariano Rajoy, haciéndole creer que estaba hablando con Carles Puigdemont, intentó el pasado martes hacer lo mismo al 'president', aunque en aquella ocasión las secretarias del Palau de la Generalitat fueron más avispadas y no mordieron el anzuelo.

Un miembro del equipo de 'El matí i la mare que el va parir', de la emisora Ràdio Flaixbac, llamó a la Secretaria de Presidència de la Generalitat haciéndose pasar por un trabajador de la Secretaría del Presidente del Gobierno. El autor de la broma, que se identificó como Marcos Casanuevas, le dijo a la secretaria de Puigdemont que Rajoy quería hablar con él y que estaba esperando "en la otra línea". Esto desconcertó a la secretaria, que pasó el teléfono a otra persona y le pidó que hablase ella para cerciorarse de que no fuese "algún loco" que estuviese llamando.

"AHORA O NUNCA"

Esta segunda secretaria, a quien el presentador le insistió en que Rajoy estaba "en la otra línea", le dijo que lo normal en estos casos es que aguarde el dirigente de menor rango institucional, o sea, Puigdemont. Y ya con la mosca detrás de la oreja le pregunta por Ketty Satrústegui, la secretaria del presidente del Gobierno, a lo que el bromista respondió que en aquel momento no se encontraba allí.

Noticias relacionadas

En ese momento, la ayudante de Puigdemont  aseguró que el 'president' se encontraba en la reunión del Consell Executiu y le era "imposible" atenderle, y que en todo caso ya le devolvería la llamada "enseguida", a pesar de la insistencia por los imitadores de que era "ahora o nunca" y que era una "descortesía" hacia el jefe del Gobierno.