Ir a contenido

EL HORIZONTE POLÍTICO

¿Y ahora qué? Las incógnitas abiertas tras el veto de la CUP a Artur Mas

Si Junts pel Sí no propone un candidato alternativo esta semana, las novedades del inevitable tercer adelanto electoral consecutivo recaerían en el bloque soberanista

Rafa Julve

Marta Rovira y Jordi Turull charlan mientras Artur Mas se dirige al atril en el segundo día del fallido debate de investidura de noviembre.

Marta Rovira y Jordi Turull charlan mientras Artur Mas se dirige al atril en el segundo día del fallido debate de investidura de noviembre. / JULIO CARBO

Catalunya ha vivido inmersa en una incógnita durante tres meses y seguirá sumida en ella durante unos cuantos más si Junts pel Sí no propone esta semana un candidato alternativo después de que la CUP vetara definitivamente a Artur MasConvergència no parece de entrada estar por la labor y tampoco tendrá mucho tiempo para repensarlo: el pleno de investidura de otro aspirante debe finalizar antes de las 23.59 horas del domingo día 10, fecha límite para que se convoquen elecciones en marzo por imperativo legal.

Si nadie mueve más fichas, el tercer adelanto consecutivo de unos comicios al Parlament conllevará un abanico de interrogantes que afectarán sobre todo al bloque soberanista. El primero: ¿convergentes y republicanos repetirán la coalición de Junts pel Sí? Minutos después de que la CUP rechazara a Mas, algunos dirigentes de CDC ya abogaron por una "segunda edición" de esa fórmula. Nadie lo hizo en ERC. El partido de Oriol Junqueras, quien puso muchos reparos a sumar siglas antes de acabar sucumbiendo a la presión convergente, viene de ganar a sus socios en las elecciones generales, por lo que concurrir por separado podría colocar a su líder como principal aspirante a presidir la Generalitat. Los nacionalistas lo tendrán difícil para convencerlos.

MAS Y LOS INDEPENDIENTES

¿Repetirá Artur Mas como candidato? El 'president' en funciones ha dejado claro que su intención es esa, volver a intentarlo. El tiempo dirá si sigue en sus trece y si lo hace encabezando a CDC, rebautizada como Democràcia i Llibertat el 20-D; si lo hace como número 1 y no como número 4; si vuelve a forjar coalición con ERC y si su candidatura incluye a independientes como Junts pel Sí.

Porque el papel de la sociedad civil soberanista también tendrá su qué. Tras el 'no' definitivo de la CUP, el presidente de la ANCJordi Sànchez, apeló en Twitter a "rehacer la voluntad del pueblo" (lema de campaña de Mas en el 2012) y "construir de nuevo un proyecto de unidad". ¿Presión para un Junts pel Sí 2.0? Está por ver. En algunos círculos soberanistas se ha desempolvado la idea de que sea la ciudadanía quien vertebre una futura lista y que los políticos sean los que se integren.

LOS OTROS PARTIDOS

Ciutadans, el PSC y el PPC, sin embargo, arrojarían pocas novedades. Al menos, en lo que se refiere a cabezas de lista: Inés ArrimadasMiquel Iceta y Xavier García Albiol parecen confirmados. Otro caso es Lluís Rabell. Su discreto papel al frente de Catalunya Sí que es Pot el 27-S dista mucho del éxito de En Comú Podem en las generales, por lo que la confluencia de la izquierda alternativa podría explorar otras posibilidades y tratar de implicar más a Ada Colau y su entorno, que permaneció al margen en los comicios al Parlament. Esta nueva convocatoria, además, podría suponer la oportunidad definitiva de Unió y de Josep Antoni Duran Lleida para recuperar algo de representatividad política tras dos fiascos.

0 Comentarios
cargando