29 may 2020

Ir a contenido

El Gobierno avisa de que impugnará la declaración de Junts pel Sí y la CUP cuando sea aprobada en el Parlament

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha recordado el precedente de la declaración de soberanía

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha afirmado este martes que el Gobierno "estudiará y valorará jurídicamente" acudir al Tribunal Constitucional o al ámbito jurídico que corresponda para impugnar la propuesta de resolución que han registrado en el Parlament Junts pel Sí y la CUP para aprobar el "inicio del proceso" independentista hacia una república.

"Si algún grupo político quiere promover alguna declaración y el Parlamento finalmente adopta una declaración, como ya hizo en el año 2013 (en referencia a la declaración soberanista), lo que haremos será estudiarla, valorarla jurídicamente y, si es inadecuada o cumple el ordenamiento jurídico, pues la impugnaremos donde corresponda, en el ámbito constitucional o ante la justicia", ha dicho.

Sobre una posible impugnación de acuerdos del Parlament, el ministro de Justicia ha insistido que se trata "una vez más" de la defensa del Estado de derecho que corresponde a quienes tienen responsabilidades públicas.

No obstante, Catalá ha asegurado que el Gobierno no acudirá a los tribunales hasta que el Parlament no apruebe la declaración, pues, ha matizado, en España "existe la libertad de expresión, existe el ejercicio de la acción política, y las acciones políticas cuando tienen trascendencia jurídica es cuando surge hipoteticamente la posibilidad de la impugnación".

LA LÍNEA POLÍTICA Y LA JURÍDICA

Lo que ocurra en el plano político no está sometido a la acción de los tribunales ni al Tribunal Constitucional, ha insistido Catalá, y ha añadido que "esa línea que diferencia lo político de lo jurídico a veces es difícil de delimitar".

"Lógicamente lo que haremos es estar atentos, valorando las declaraciones que se hagan, los documentos que se puedan aprobar, y en el caso, insisto, que consideremos que tiene relevancia jurídica, que significa una manifestación de voluntad o de una Cámara o una institución, ahí es donde puede surgir en su caso la hipotética impugnación", ha subrayado.

Antes de que esta declaración se produzca, lo que hay, según Catalá, es "un plano de declaraciones que tiene más que ver con la responsabilidad o la irresponsabilidad de algunos, no con aspectos jurídicos en sentido estricto".

Previamente, en una entrevista en la cadena SER, Catalá ha asegurado que el Gobierno tiene preparados todos los mecanismos para frenar una declaración unilateral de independencia.