29 may 2020

Ir a contenido

POLÉMICA EUROPEA

Barcelona se declara contraria al TTIP

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, considera que vulnera la soberanía democrática y promueve la especulación económica

Debate en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona sobre el TTIP

Debate en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona sobre el TTIP / JOAN CORTADELLAS

Barcelona se ha declarado este viernes ciudad contraria al TTIP, el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión, al considerar que vulnera la soberanía democrática y la autonomía municipal y promueve la especulación económica, en palabras del primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello. La propuesta de rechazo al tratado comercial entre Europa y los Estados Unidos ha sido impulsada por los grupos de Barcelona en Comú (BC)ERC y la CUP a petición de una campaña ciudadana de ámbito europeo. CiU y el PSC, que se han abstenido de la votación en el pleno municipal, han permitido su aprobación. C's y el PPC, en cambio, se han opuesto. Critican el "populismo" de la medida y advierten que puede perjudicar el pequeño comercio de la ciudad.

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha justificado la propuesta conjunta presentada por BC, ERC y la CUP de oponerse formalmente al TTIP como una forma de defender la soberanía democrática y el municipalismo. La ciudadanía tiene que poder decidir sobre temas tan trascendentales como este, ha dicho instando a "sacar a la luz" el contenido del tratado para favorecer el debate público. Además, ha asegurado que el TTIP solo beneficiará "un puñado de multinacionales con funciones puramente especulativas".

La regidora republicana Trini Capdevila ha argumentado que el TTIP implicará "riesgos" para las pequeñas y medianas empresas y un "retroceso" en derechos sociales y laborales, y ha criticado especialmente la creación de tribunales de arbitraje, que cree que pueden llegar a cambiar legislaciones y "atacar" la soberanía de los pueblos.

Desde la CUP, María José Lecha ha señalado que el tratado "limitará todavía más" los derechos de los trabajadores porque se dejará de reconocer la negociación colectiva, el derecho a huelga o un salario mínimo. A su parecer, también se blindará la privatización de los servicios públicos y, por lo tanto, se dificultará la "remunicipalización", tal y como persigue su formación así como el partido del gobierno municipal.

ABSTENCIONES DE CIU Y PSC

Para Sònia Recasens (CiU), el tratado tiene "pros y contras". Por un lado, puede hacer crecer los intercambios comerciales, ser una "oportunidad" para las pymes catalanas y suponer una bajada de los precios de los productos gracias a la eliminación de aranceles y el levantamiento de barras. De la otra, pero, puede implicar rebajas en los estándares europeos de seguridad y también en materia de derechos sociales y laborales.

La regidora Montserrat Ballarín ha afirmado que el PSC "comparte la música pero no toda la letra" de la proposición. Así, ha resaltado que el TTIP puede afectar negativamente el ámbito municipal y el modelo social europeo y cree que no se ha dado bastante a conocer entre la ciudadanía. Ahora bien, ha advertido que "no nos podemos permitir que los Estados Unidos dejen de mirar hacia el Atlántico y solo miren hacia el Pacífico".

C'S Y PPC, EN CONTRA

Ciutadans ha remarcado que el TTIP ni siquiera se encuentra todavía en fase de tramitación y, por lo tanto, es precipitado manifestarse en contra. El regidor Paco Sierra ha mencionado Venezuela y el independentismo para decir que su formación no contribuirá a hacer "demagogia" ni que el ayuntamiento sea "la caja de resonancia" de los "populismos" de BC.

En una línea similar se ha manifestado el número dos del PP, Javier Mulleras, que ha criticado que el equipo de Colau vea en el TTIP "todos los males de la sociedad" y ha advertido de los riesgos económicos para el pequeño comercio de la ciudad para no sumarse a este tratado, que está pensado para competir con Asia, según ha dicho. También ha hecho mofa del modelo económico del gobierno municipal: "¿su modelo es el de ocupación de las salas del ayuntamiento con pancartas?", ha preguntado haciendo referencia al encuentro de Colau con miembros de la PAH este viernes al Saló de Cent.