Ir a contenido

elecciones 27-S

Albiol aplaza en público la autocrítica y considera "deslegitimado" el proyecto de JxSí

El candidato del PPC se abre a "actualizar" la Constitución pero sin dar concesiones al soberanismo

RAFA JULVE / BARCELONA

Alicia Sánchez-Camacho y Xavier García Albiol, en la sede del PPC.

Alicia Sánchez-Camacho y Xavier García Albiol, en la sede del PPC. / CARLOS MONTAÑÉS

En privado la música suena de otra manera, pero en público Xavier García Albiol ha pospuesto este lunes la autocrítica después de que el PPC bajara de 19 a 11 diputados en las elecciones del 27-S y obtuviera los peores resultados desde 1992, cuando sacó siete escaños. El candidato popular ha afirmado en una rueda de prensa tras el comité ejecutivo del partido que las conclusiones no se pueden sacar en unas horas y que se deben tomar con serenidad. Ha defendido además que la campaña electoral de los populares fue "buena" y se ha centrado sobre todo en atacar al bloque soberanista. "Junts pel Sí y la CUP no están legitimados para seguir impulsando el proceso. Los catalanes han hablado de manera clara y mayoritaria: no apuestan por el proceso de ruptura", ha subrayado.

El cabeza de lista popular ha vaticinado Oriol Junqueras y Raül Romeva dan por "amortizado" a Artur Mas y ha pronosticado además una etapa de "inestabilidad" en el Parlament que derivará en unas nuevas elecciones autonómicas el año que viene. Incluso ha afirmado que Romeva es quien más números tiene de ponerse al frente de la Generalitat. También ha advertido de que su grupo parlamentario se va a plantar frente a cualquier inicio del proceso hacia una declaración unilateral de independencia (DUI) y que desde el Ejecutivo central "va a tomar las medidas adecuadas".

Sobre la situación en que queda el PPC, Albiol ha atribuido el batacazo al desgaste de la gestión del Gobierno de Mariano Rajoy y a que Ciutadans, el partido que se nutre principalmente de sus votantes, se ha aprovechado de que no tiene responsabilidades y su proyecto puede sonar así más "atractivo". Ha evitado mayores actos de contrición. Y ha negado en todo momento que las cinco visitas del jefe del Ejecutivo central a Catalunya durante la campaña hayan servido para restar votos. "En las anteriores elecciones vino las mismas veces y sacamos 19 diputados", ha matizado. 

REFORMAR LA CARTA MAGNA, PERO

A preguntas de los periodistas, el cabeza de cartel de los populares ha negado que su partido se inmovilista. Ha resaltado que defiende un nuevo modelo de financiación y ha abierto la puerta a "actualizar la Constitución" para adecuarla a la sociedad del siglo XXI. Ahora bien, al mismo tiempo ha advertido de que esa reforma de la Carta Magna debe acometerse en un clima de lealtad institucional y de lealtad. "Y que nadie pretenda que a través de esa reforma se dé satisfacción a quienes abogan por la ruptura, porque por ahí no se  irá", ha advertido.