El juez Andreu estudia si también asume el presunto fraude de Rato

El magistrado de la Audiencia Nacional ya lleva el 'caso Bankia' y las 'tarjetas black'

Anticorrupción ve indicios de blanqueo en la inversión en un hotel de Berlín

Rodrigo Rato descansa a bordo de un barco, en una imagen tomada el 3 de julio en aguas de Mallorca.

Rodrigo Rato descansa a bordo de un barco, en una imagen tomada el 3 de julio en aguas de Mallorca. / GTRES

3
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / BARCELONA

La investigación sobre el posible fraude y blanqueo de capitales en el que habría participado el exvicepresidente y exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, llegó ayer a la Audiencia Nacional. El juez Fernando Andreu deberá decidir ahora si asume también este caso abierto.

Andreu es el juez encargado de investigar las otras dos causas abiertas contra Rato. Por un lado, la referida a su gestión al frente de Bankia, la entidad surgida de Caja Madrid que acabaría siendo rescatada por el Estado, y por otro, la del uso de las llamadas tarjetas black, que analiza la utilización indiscriminada de tarjetas de crédito corporativas por parte de los consejeros de Caja Madrid para todo tipo de gastos personales. En el caso de Rato, el monto ascendió a más de 99.000 euros.

A partir de ahora, el juez Andreu analizará los seis tomos del caso de fraude y blanqueo de capitales para decidir si existe conexión entre estas pesquisas y las que él está dirigiendo. El pasado 7 de agosto el titular del juzgado número 31 de Madrid se inhibió en favor de la Audiencia Nacional para que esta siga investigando, como había propuesto la Fiscalía Anticorrupción. Este órgano considera que existen indicios de delito de Rato y su asesor fiscal Domingo Plazas en relación al blanqueo de capitales vinculados con la inversión de un hotel de Berlín. Concretamente, las investigaciones llevaron a analizar la inversión de Rato, mediante la sociedad alemana Bagerpleta GmbH, propietaria del hotel en la capital alemana, de la que el exmandatario del FMI fue administrador hasta abril del 2015. Según las averiguaciones, los flujos de dinero en estas inversiones tienen un presunto origen ilícito, procedente de delitos de corrupción entre particulares y delito fiscal. Es la segunda vez en la que se dilucidará si la Audiencia Nacional se hace cargo de este asunto.

COLAU RECUERDA BANKIA

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, recordó ayer el caso Bankia en un texto publicado en su cuenta de Facebook. En concreto, Colau comentó las miles de familias desahuciadas y el hecho de que la quiebra de la entidad financiera «costó millones de euros a millones de familias» que tienen que hacer frente a esa «estafa» con «recortes inaguantables en servicios básicos, que han costado, literalmente, vidas».

La alcaldesa no se queda ahí y añade que «detrás de ese milagro español que ha dejado un reguero de víctimas y un país arruinado, un hombre destaca: Rodrigo Rato. Ese tipejo que fue alto cargo del PP, ministro de Economía y vicepresidente de Aznar, que se pegó una vida de lujo con tarjetas black mientras orquestaba la mayor estafa al país y que en el 2012 se acogía a la amnistía fiscal del Gobierno Rajoy».

Noticias relacionadas

Ada Colau consideró una «desfachatez» que el ministro del Interior recibiera a Rato con el argumento de las amenazas a este, y recordó que los ciudadanos que reciben amenazas se dirigen a la policía para presentar una denuncia.

El candidato de Catalunya Sí que e s Pot, Lluís Rabell, se unió ayer a las críticas al ministro y calificó de «burla» las argumentaciones de Jorge Fernández Díaz en el Congreso. En una entrevista a la Agència Catalana de Notícies, Rabell afirmó que «en cualquier país normal el ministro ya habría dimitido» y añadió que la polémica se añade a «una trayectoria realmente siniestra desde el punto de vista de las libertades democráticas». El candidato se refirió a las actuaciones del ministerio en la frontera de Melilla o la aprobación de la llamada ley mordaza.