Mapa de los pactos de gobierno en los ayuntamientos de Catalunya

La fragmentación, la irrupción de nuevas fuerzas y la dificultad para articular acuerdos dibuja un mapa indefinido de pactos municipales

3
Se lee en minutos
Saül Gordillo
Saül Gordillo

Periodista. Director de Catalunya Ràdio y de los Medios Digitales de la CCMA.

ver +

La fragmentación política, la práctica desaparición de las mayorías absolutas, la formación de gobiernos en minoría y la irrupción de fuerzas emergentes procedentes de los movimientos sociales son algunas de las explicaciones para entender por qué el mapa municipal catalán está hoy, a estas alturas, más indefinido que hace cuatro años tras la constitución de los nuevos ayuntamientos. Los consistorios tienen tiempo hasta el 20 de julio para aprobar en el pleno municipal el cartapacio con las delegaciones del alcalde a los concejales y la distribución de las áreas de gobierno, así como la asignación de sueldos, retribuciones y dietas.

Hace cuatro años, los pactos de gobierno y la distribución de las parcelas de poder y responsabilidades municipales estaban mucho más avanzadas. El nuevo contexto político y el resultado de las elecciones municipales del 24-M, en cambio, han supuesto que estas decisiones y trámites formales en los ayuntamientos estén a un 40% en comparación con el mandato anterior, según fuentes consultadas de la Federació de Municipis de Catalunya.

ESCASA INFORMACIÓN INSTITUCIONAL

Esta entidad municipalista, la Associació de Municipis de Catalunya y el Departament de Governació de la Generalitat no disponen de ningún listado ni información recopilada sobre los pactos de gobierno locales tras los plenos de investidura de los nuevos alcaldes y alcaldesas. No existe este listado por el margen legal de tiempo para aprobar los cartapacios -el día 20- y por el contexto político de fragmentación y cambios de siglas en muchos consistorios.

EL PERIÓDICO hizo un llamamiento a la participación para elaborar el mapa de los pactos de los nuevos ayuntamientos, y a la espera del cómputo final y definitivo el gráfico interactivo adjunto sería un esbozo de la imagen en movimiento de los consistorios catalanes. Los lectores pueden contribuir a ampliar el mapa de los pactos con tuits que usen la etiqueta #pactescuriosos o comentarios en esta misma noticia.

La proximidad de las elecciones catalanas anunciadas para el 27 de septiembre también ha contribuido a los gobiernos en minoría, en una situación de 'inestabilidad' pactada hasta que se supere esa campaña electoral. Es decir, en algunos ayuntamientos los pactos municipales y la distribución de concejalías de gobierno es provisional a la espera que se supere la cita electoral del 27-S, de tal manera que el debate soberanista dejaría de ser un motivo de discusión para la formación de pactos locales amplios. 

TRES MODALIDADES DE PACTOS

El mapa interactivo que acompaña este artículo permite observar tres tipos de pactos municipales: los formados por CiU con el PSC, de CiU con ERC y de fuerzas emergentes diversas con partidos tradicionales. Los acuerdos 'sociovergentes' han generado tensión entre CiU y ERC porque rompen la hoja de ruta de la Associació de Municipis per la Independència (AMI) en aquellas localidades donde la suma de ambas fuerzas sumaría la mayoría absoluta pero los convergentes han preferido gobernar con los socialistas.

Algunos de estos pactos han frenado la posibilidad de desbancar alcaldes socialistas más votados, como el de Terrassa, o nacionalistas, como el de Reus. En Mataró, en cambio, el pacto entre PSC y CiU no logra sumar mayoría absoluta tras la imposibilidad de incorporar a ERC. En Vic, Palafrugell y Figueres, CiU ha pactado con el PSC dejando al margen a ERC a pesar que la aritmética permite la mayoría absoluta de un acuerdo soberanista.

LAS DIPUTACIONES 

Las cuatro diputaciones catalanas estarán presididas por CiU -la federación mantiene la marca y sus grupos municipales y provinciales a pesar de la ruptura entre CDC y UDC- a partir del 15 de julio, cuando se votará al nuevo presidente o presidenta de la institución de Barcelona. En Girona, el convergente Pere Vila es el nuevo presidente de la Diputación de Girona con los votos de CiU, ERC, PSC e independientes. En Tarragona, la sociovergencia ha cristalizado en el gobierno de la Diputación entre el convergente Josep Poblet, alcalde de Vila-seca imputado por el 'caso Innova', y el alcalde de Tarragona, el socialista Josep Fèlix Ballesteros. Poblet continuará en la presidencia de la Diputación tras la negativa de ERC a investir un imputado.

Noticias relacionadas

En Barcelona, la nueva Diputación se constituirá el día 15 y lo más probable es que la presidencia racaiga en la alcaldesa de Sant Cugat del Vallès, Mercè Conesa, de CDC, gracias a un acuerdo con ERC que se está ultimando y que situaría al alcalde de Moià, Dionís Guiteras, como vicepresidente primero. La incógnita es si el PSC se sumará al gobierno entre CiU y ERC.

En Lleida, Joan Reñé (CDC) conservará la presidencia de la Diputación a pesar de haber perdido la mayoría absoluta.