03 abr 2020

Ir a contenido

comisión de investigación

El presunto cerebro de la trama Pretoria afirma que no hay "ni una sola prueba" en su contra

Luis García, 'Luigi', afirma que es "injusto" que se acuse a Alavedra y Prenafeta y dice no tener trato con Oriol Pujol

RAFA JULVE / JOSE RICO / BARCELONA

Lluís Garcia, alias ’Luigi’, en la ’comisión Pujol’.

Lluís Garcia, alias ’Luigi’, en la ’comisión Pujol’. / JULIO CARBÓ

"No hay ni una sola prueba que lo acredite" ha sido una de las expresiones más empleadas por Luis García, 'Luigi', durante su comparecencia de este martes en la comisión de investigación del fraude fiscal y otras prácticas de corrupción política. El supuesto cerebro de la trama Pretoria, exdiputado por el PSC, ha calificado de meras "especulaciones y conjeturas" los informes policiales que le implican en una operación de especulación urbanística y también ha acusado al fiscal de seguir una "lógica perversa".

Durante su interrogatorio en la Cámara, García ha subrayado que las operaciones en las que estaba inmerso en Badalona, Santa Coloma de Gramenet Sant Andreu de Llavaneres no implicaron ninguna modificación urbanística puesto que solo se hizo una "modificación de usos". También ha resaltado que durante esas acciones "no hubo "ninún perjuicio económico para la Administración" y ha salvado a algunos de los nombres más conocidos que aparecen también en la investigación judicial. Por ejemplo, ha considerado "absolutamente injusto" que se acuse de tráfico de influencias a Macià Alavedra y Lluís Prenafeta , que participaron en la operación a través de grupos de inversores, y también ha negado tener trato alguno con Oriol Pujol Ferrusola, cuyo nombre también aparece en la causa.

García sí que ha admitido haber tenido una relación de amistad con Bartomeu Muñoz, exalcalde de Santa Coloma de Gramenet. No obstante, ha exculpado al exregidor de cualquier delito porque "no participó en la toma de decisiones" referentes a las operaciones urbanísticas por las cuales están siendo investigados.