amenaza terrorista en Catalunya

Los yihadistas detenidos tenían fotos en sus móviles de edificios emblemáticos de Barcelona

Los Mossos llevaban 13 meses controlando a los once detenidos esta madrugada

Cinco de los arrestados son conversos, españoles sin vinculos con países árabes, que se habían radicalizado

La operación antiyihadista de los Mossos.

Se lee en minutos

MAYKA NAVARRO / BARCELONA

La célula yihadista desarticulada esta madrugada por los Mossos d'Esquadra tenía la "voluntad explícita" de atentar en Catalunya. Así lo ha asegurado este mediodía en rueda de prensa el 'conseller' de Interior, Ramon Espadaler, y el comisario jefe de la policía catalana, Josep Lluis Trapero, quien ha asegurado que esa voluntad de cometer atentados ha quedado "acreditada" durante la investigación de 13 meses que ha dirigido el titular del juzgado de instrucción número uno de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz. Es más, fuentes de la investigación han confirmado que los 11 detenidos tenían fotos de edificios emblemáticos de Barcelona en sus móviles y qeu serían los objetivos de un hipotético atentado.

La célula, integrada por once personas, entre ellas un menor de 17 años, estaba perfectamente estructurada y con vínculos directos con la organización del Estado Islámico. Durante este tiempo se han encargado de captar a jóvenes a los que radicalizaban. Cuatro de estos fueron enviados a combatir a Siria e Irak. Uno de ellos continua en Irak, y sobre él pesa una orden internacional de búsqueda y captura. Otros tres fueron detenidos el pasado diciembre en Bulgaria cuando viajaban a Siria.

Esta investigación supone "un punto de inflexión" en las operaciones que contra el yihadismo se han desarrollado en los últimos meses en Catalunya. Así lo ha asegurado Espadaler que ha insistido en esa voluntad "acreditada" de querer atentar en Catalunya. "Hemos evitado un atentado", ha asegurado. Sin embargo, el Conseller ha querido tranquilizar a la población al asegurar que durante todos estos meses la célula no ha supuesto un riesgo real contra los ciudadanos porque ha sido "controlada" en todo momento por los investigadores, de la Comisaria de Informació de los Mossos d'Esquadra.

Entre los once detenidos hay una sola mujer y el menor de 17 años. Un detalle que ha recalcado Espadaler es que cinco de los arrestados son de nacionalidad española conversos al Islam, sin vínculos con países árabes. Otros cinco son de nacionalidad marroquí y otra persona de nacionalidad paraguaya también convertido al Islam y posteriormente radicalizado. Durante la operación de la madrugada del miércoles, en la que han participado unos 350 mossos de varias unidades, se han realizado 16 registros en las localidades de Sabadell, Terrassa, Barcelona, Sant Quirze del Vallès y Valls.

Te puede interesar

Los detenidos permanecerán hasta el viernes en dependencias de los Mossos d'Esquadra y después serán trasladados a la Audiencia Nacional.

Esta importante operación policial está vinculada con  la detención en Bulgaria de tres hombres de Terrassa y Monistrol de Montserrat que se dirigían a Síria, para incorporarse a las filas del Estado Islámico. Los tres fueron captados y radicalizados por la célula desarticulada esta madrugada y los tres continúan en prisión.