Ir a contenido

LOS OTROS FRENTES

Victoria Álvarez: «Todos ellos se dedicaron a cobrar en Andorra»

La exnovia de Jordi Pujol relató a Antifrau negocios de la familia del 'expresident'

«Es más sencillo desde aquí cobrar en el principado que en Suiza», aseguró

J. G. ALBALAT / MAYKA NAVARRO
BARCELONA

«A lo que se han dedicado todos ellos es a cobrar en Andorra, porque era más sencillo desde aquí cobrar en Andorra que en Suiza o que en Liechtenstein. Los negocios que tenían en Sudamérica o en África, donde han comprado grandes cosas. También en Estados Unidos, en Delaware, en el que tienen de todo». De esta manera se refirió Victoria Álvarez, la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, a los negocios de la familia del expresidente de la Generalitat, el 12 de marzo del 2013 en su comparecencia ante la Oficina Antifrau de Catalunya (OAC). Era la segunda vez que  acudía a sus oficinas en Barcelona. En la primera, según las actas a las que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, aportó documentación sobre distintas operaciones y el disco duro de un ordenador que fue copiado.

El 4 de marzo del 2013, a las 9.50 horas, Victoria Álvarez comparece en la Oficina Antifrau. Ya había prestado declaración en la Audiencia Nacional por el proceso abierto a su exmarido, pero aconsejada por su abogado decide aportar más datos a la oficina catalana. Primero se refiere al «origen» de la grabación de la conversación que mantuvo en el restaurante La Camarga con la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, y las sospechas de quién había sido la persona que encargó el servicio.

EN ARGENTINA / Álvarez explicó la adquisición por parte de Jordi Pujol Ferrusola y de unos socios (ofrece nombres) del puerto de Rosario, en Argentina, y alega que un político nacionalista y directivo del puerto de Tarragona hizo gestiones para conseguir el capital, sospechando que las aportaciones fueron, mayoritariamente, de «dinero público».  Esta información la tiene, dijo, una exempleada del puerto de Rosario.

La expareja de Pujol Ferrusola  también señala directamente a los socios que participaron en la construcción de un hotel en Acapulco (México), operación que también está siendo investigada, y la ampliación de dos sociedades de Jordi Pujol hijo que «sospecha» que podrían haber participado en esta operación y en la del puerto de Rosario. En su declaración, Álvarez también entregó un correo electrónico de otro de los hijos de Pujol, Josep, que le envió por error y que hace referencia a un extraño encuentro en Colombia.

En la segunda comparecencia, a las 10.50 horas del 12 de marzo del 2013, Álvarez insiste y matiza ante la Oficina Antifrau aspectos de la operación del puerto de Rosario. «De lo que sí está segura es que todo se realizaba desde Panamá», aclaró. Agregó sobre este asunto: «El presidente de la Generalitat, Artur Mas, estuvo de visita en el puerto de Rosario, en visita protocolaria. Durante aquel tiempo también hubo un tema de licencias portuarias». Y sigue con otras acusaciones: «De las cuentas en Irlanda, conoce que existen, pero no sabe nada más».

Antifrau realizó después un informe de «evaluación» en el que expresa que la mayoría de los datos aportados por Álvarez «ya habían sido objeto de divulgación o difusión en los medios de comunicación» o eran de fácil acceso. A pesar de ello, puso en conocimiento de la fiscalía los datos aportados por la mujer, aconsejando la declaración de dos testigos.

Temas: Jordi Pujol