Jordi Pujol: "Si alguna instancia jurídica o tributaria me quiere llamar, contestaré a las preguntas que se me hagan"

El 'expresident' reaparece en Queralbs y se deja ver fuera de su casa de veraneo

El exjefe de la Generalitat tropieza al volver a casa de un bar del pueblo y murmura : "Solo me faltaba esto"

Pujol: No es una situación agradable / JOAN CASTRO / VÍDEO: ATLAS

2
Se lee en minutos

El 'expresident' catalán Jordi Pujol se ha dejado ver este jueves en la localidad gerundense de Queralbs (Ripollès), donde tiene una residencia vacacional, después de haber permanecido oculto desde que confesó que su familia disponía de unas cuentas sin regularizar en el extranjerocuentas sin regularizar, según vecinos de la zona.

El exjefe de la Generalitat ha llegado a salir de su residencia para acudir a un céntrico café de Queralbs, donde ha sido saludado por conocidos de esta pequeña localidad del Pirineo de Girona.

Tras salir de la casa, el grupo Mediaset España ha obtenido unas breves palabras de Pujol, en las que únicamente responde que se encuentra "bien".

Junto a su mujer

Pese a la insistencia del periodista que le ha abordado, el 'expresident', que se encuentra acompañado por su esposa, Marta Ferrusola, ha reiterado su intención de no realizar declaración alguna después de la confesión que llevó a cabo sobre su patrimonio personal oculto fuera de España.

Así, el 'expresident' ha paseado por el pueblo hacia un bar cercano, donde ha charlado con algunos lugareños presentes. Al regresar a casa, se ha tropezado y ha caído al suelo. Mientras se levantaba, ha murmurado: "Solo me faltaba esto".

Declaraciones por la tarde

Posteriormente, sobre las 18.00 horas, el 'expresident' ha comparecido ante los medios de comunicación congregados a las puertas de su casa para dar más explicaciones. Y ha asegurado que, tal como explicó en el comunicado en el que confesó la existencia de cuentas no declaradas en el extranjero, "si en algún momento alguna instancia jurídica o tributaria me quiere llamar, asumo el compromiso, evidentemente, de contestar a las preguntas que se me hagan".

Acompañado de un escolta, Pujol ha reiterado que se encuenta "bien" y ha asegurado, respecto a la publicación del comunicado, que "me pareció que era bueno hacer una aclaración".

Un comunicado al que el 'expresident' se ha remitido constantemente para decir que todo lo que quería comunicar estaba en ese escrito. Sobre los escándalos que afectan a sus hijos, ha dicho que "si se tiene que plantear seriamente, ya se planteará; no a través de informaciones".

"[La de ahora] No es una situación agradable", ha asegurado Pujol, que ha añadido que se fue a la Queralbs buscando "un poco de tranquilidad". También ha explicado que aún no ha decidido si comparecerá ante el Parlament. "Ya se verá", ha dicho, y poco después se ha marchado en un coche que le esperaba.

Sospechas de su ubicación

Noticias relacionadas

La ubicación de Jordi Pujol desde aquel comunicado con su confesión ha generado que aparecieran en los medios diferentes lugares en los que se sospechaba que Pujol se había refugiado intentando permanecer lejos de la presión mediática.

Así, las casas de sus hijos en La Tour de Carol en Francia o Bolvir de Cerdanya han sido algunos de esos emplazamientos en los que se situó a Pujol en los pasados días, aunque la residencia habitual de verano de Queralbs ha sido la primera en la que Jordi Pujol ha finalizado su reclusión y se ha dejado ver en la calle.

Temas

Jordi Pujol