Ir a contenido

proceso judicial por presunta corrupción

La esposa de Oriol Pujol rechaza que cobraran sobornos por las ITV

Anna Vidal declara como imputada ante el juez que investiga un delito de cohecho

Dice que los 46.400 euros que percibió de un empresario eran por labores de asesora

J. G. ALBALAT
BARCELONA

Oriol Pujol acude a la Audiencia de Barcelona a declarar por el caso de las ITV. / JOAN CORTADELLAS / VÍDEO: MÒNICA TUDELA

La esposa del diputado de CiU Oriol Pujol, Anna Vidal Maragall, declaró ayer ante el juez que les investiga a ambos por un presunto delito de cohecho que los 46.400 euros que recibió de un empresario imputado por la trama de las ITV obedecían a sus servicios profesionales como consultora en dos empresas, de las que detalló el nombre. La mujer del dirigente nacionalista declaró durante poco más de media hora como imputada ante el magistrado Enric Anglada, del Tibunal Superior de Justicia de Catalunya. Este órgano judicial es quien se encarga de instruir la causa por la condición de aforado de Pujol, que comparecerá hoy como imputado .

Fuentes judiciales aseguraron a este diario que Anna Vidal, que es abogada y economista, justificó las tres facturas (dos de 15.000 euros y una de 10.000, que más el IVA suman 46.400 euros) giradas en el 2008  a la empresa Alta Partners, propiedad de Sergi Alsina, un amigo de Oriol Pujol. La esposa del diputado explicó que los conceptos de las facturas eran genéricos y que se correspondían a trabajos reales, concretando que eran por el asesoramiento en la compraventa de unas  sociedades. La imputada desvinculó totalmente este pago de la actividad política de su marido e, incluso, afirmó que desconocía todos los temas que este trata en el Parlament, pues, según argumentó, son muchos y diferentes.

Anna Vidal, que se negó a contestar a los abogados de la acusación particular ejercida por el pseudosindicato Manos Limpias, detalló que estos trabajos se los encargó Alsina. Uno de ellos, a finales del 2007, aunque se facturó al año siguiente. El mismo Alsina, añadió, le comentaba los conceptos que debía poner en la factura. La mujer de Oriol Pujol aclaró que ella cobraba 150 euros la hora como consultora junior.

EL EMPRESARIO / Antes que ella declaró ante el juez un empresario del sector de las ITV Ricard Puignou, que negó pagos al diputado de CiU a través de su esposa para influir en la tramitación parlamentaria de la ley de seguridad industrial e insistió en que ni siquiera conocía al matrimonio, a pesar de que en tres ocasiones había intentando reunirse con el político. La fiscalía basa sus sospechas en varios pagos por 80.000 euros que Puignou abonó en el 2008 a la empresa Alta Partners, de  Alsina, quien, a su vez, entregó ese mismo año los 46.400 euros a una firma administrada por la esposa de Pujol.

Puignou declaró que el pago de los 80.000 euros a Alta Partners era por el servicio de intermediación que Alsina hizo para su empresa, dado que le ayudó a desbloquear un litigio que mantenía con el socio mayoritario de Applus, el fondo de inversiones americano  Carlyle. El imputado declaró con evasivas al ser preguntado por las siglas «op» que figuran en algunos correos electrónicos. Sobre un archivo con el nombre «ITV fee op», negó que con esa siglas se refiriera a Oriol Pujol, porque él  escribe las iniciales en mayúsculas. Alegó que «op» era una abreviatura de «operation». La clave es que la palabra «fee» es tarifa en inglés.