EL ÓRDAGO SOBERANISTA

Mas admite que una Catalunya independiente podría quedar fuera de la UE

Afirma en 'La Repubblica' que habría que buscar "un régimen transitorio" para evitar la expulsión

El presidente de la Generalitat afirma que tiene la intención de dejar "pronto" la política

Mas admite que la independencia sacaría a Catalunya de Europa y pide a la Unión Europea que trabaje para que eso no sea así / ATLAS

Se lee en minutos

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, admite, en una entrevista publicada este viernes por 'La Repubblica', que ha "considerado" que una Catalunya independiente podría quedarse "fuera de Europa". "No del euro, de la Unión", aclara. "Sería una lástima, porque nosotros queremos seguir en la UE. Sería necesario encontrar un régimen transitorio para evitar la expulsión", añade antes de puntualizar que, si se diera esa situación, Catalunya pediría el reingreso en la Unión Europea.

Unas semanas antes de las pasadas elecciones autonómicas, el jefe del Govern se refirió a la posibilidad de que, si se separaba de España, Catalunya pudiera salir de la UE como argumento para rechazar una independencia "clásica". "No nos conviene plantear las cosas en términos de independencia total, porque desapareceríamos de Europa y del euro", dijo en octubre del 2012. 

Sobre si una eventual independencia de Catalunya afectaría al sistema bancario, Mas lo ha negado y ha recordado que los catalanes tienen 28.000 euros de renta per cápita, como los alemanes, así como que los bancos españoles tienen el 20% de su mercado en Catalunya.

La alternativa al referendo

El jefe del Govern también ha especulado en el diario italiano sobre su futuro. "Creo que dejaré pronto la política. Como máximo estaré otro mandato, si se dan las condiciones, para llevar adelante el proyecto [soberanista]", asegura. El 'president' admite, además, de nuevo que, si el Gobierno de Mariano Rajoy persiste en no autorizar, como advierte constantemente, la consulta soberanista, la alternativa que se plantea el Govern son las elecciones anticipadas para que Catalunya pueda votar. 

"Personalmente solo tengo desventajas. Solo grandes problemas", subraya el jefe del Govern sobre las repercusiones de su cargo a nivel personal. Tras esa afirmación, desvela: "Quiero volver a mi vida. Lo que hago lo hago por un proyecto colectivo de futuro en el que me he comprometido. La política no me entusiasma. Me cansa, pero es necesaria". Cuando Mas anunció la convocatoria de elecciones anticipadas del 2012, avanzó que no se volvería a presentar como candidato cuando Catalunya alcance sus objetivos nacionales.

"El referendo se hará y los catalanes ganarán. Veréis. Como alternativa, iremos a elecciones anticipadas. Creo que, por poco tiempo, después tendré que seguir [al frente del Govern]. No será fácil, pero para nosotros nada ha sido fácil. Nunca", afirma Mas en la entrevista, realizada en Nochebuena en Barcelona.

Noticias relacionadas

"Las presiones son fuertes"

Mas ya apuntó, en la entrevista en TV-3 del pasado 16 de diciembre, que, sin el aval del Estado para la consulta, los catalanes votarán en una elecciones anticipadas. En el rotativo italiano ha insistido en esa idea y ha reconocido que la idea de la consulta incomoda en la Unión Europea (UE). "Las presiones son fuertes. Los Estados soberanos no quieren problemas si los pueden evitar. Habrá el precedente de Escocia, que votará antes que nosotros. Después vendrá Catalunya", apunta.