Zapatero sostiene que la consulta "no es viable, ni política ni jurídicamente"

El expresidente del Gobierno invita al resto de partidos, en un artículo publicado en 'El Mundo', a sumarse al pacto territorial formulado por el PSOE el pasado julio en Granada

Duran reivindica el derecho a decidir y garantiza que Unió ayudará a tener "otras opciones que no sean la secesión o la asimilación y sumisión"

1
Se lee en minutos

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero rechaza la celebración del referendo de autodeterminación que impulsa el Govern de Artur Mas porque, a su juicio, "no es viable, ni política ni jurídicamente". En un artículo publicado este lunes en el diario 'El Mundo', Zapatero considera que la consulta no cabe ni en la Constitución ni en los tratados europeos.

No obstante, el expresidente socialista admite que se debe dar salida a las "profundas aspiraciones políticas que tiene una buena parte de los ciudadanos de Catalunya". Y como solución propone que el resto de partidos políticos se sumen al pacto de reforma federal de la Constitución forjado por el PSOE el pasado mes de julio en el consejo territorial celebrado en Granada.

A juicio de Zapatero, la reforma de la Carta Magna debería de incluir "el cabal reconocimiento de los hechos diferenciales y de las singularidades políticas y lingüísticas como genuina expresión de la diversidad", además del "mapa autonómico de España".

Duran: "Ni rendirse ni desaparecer"

Noticias relacionadas

Por su parte, el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, reivindica en otro artículo, publicado en 'La Vanguardia' el derecho de los catalanes a decidir su futuro político, y garantiza que cuando llegue el momento de la consulta, su partido defenderá la opción del "entendimiento con el resto de pueblos de España" siempre que esté asegurada la "soberanía de Catalunya"; es decir, un modelo confederal. "Unió ayudará a que un sector amplio de la sociedad que no quiere rendirse ni desaparecer como nación tenga otras opciones que no sena la secesión o la asimilación y sumisión", sostiene el dirigente democristiano.

Duran, asimismo, realiza un llamamiento al Gobierno central a atender a su "tercera vía", una opción que califica de "fructífera si se puede encontrar el punto de equilibrio".