Ángela Bachiller ya es la primera edil con síndrome de Down

La vallisoletana ha tomado posesión en el ayuntamiento pucelano tras la renuncia de Jesús García Galván

Ángela Bachiller durante la toma de posesión de su cargo como concejala.

Ángela Bachiller durante la toma de posesión de su cargo como concejala. / EFE / NACHO GALLEGO

1
Se lee en minutos

El Ayuntamiento de Valladolid se ha convertido enel primero de España que cuenta con una edil con síndrome de Down. Se trata deÁngela Bachiller, que trabaja como auxiliar administrativo en la concejalía de Bienestar Social y que este lunes ha tomado posesión del sillón de concejala.

Bachiller, que ocupó el puesto número 18 en la candidatura del PP en las últimas elecciones municipales, sustituye aJesús García Galván, uno de los 17 ediles con los que contaba la formación popular en el ayuntamiento pucelano, que dejó el puesto hace casi un mes tras ser acusado por delitos de cohecho y prevaricación urbanística en el juicio del denominado 'casoArroyo de la Encomienda'.

Normalización

La inclusión de Ángela Bachiller en la lista con la que el alcalde,Francisco Javier León de la Riva, concurrió a las pasadas elecciones municipales fue muy bien recibida por las asociaciones de personas con discapacidad, que lo ven como un paso más en el camino de la normalización.

Derecho a voto

El gerente de Down España, Agustín Matía, considera "paradójico" que una mujer con síndrome de Down se convierta en concejala del Ayuntamiento de Valladolid "cuando hay jóvenes de su misma edad y mismas condiciones queno tienen derecho a voto. No obstante, ha resaltado que "es una noticia positiva y muy buena, porque es un gesto de normalidad que haya una persona con síndrome de Down que se incorpore como representante en una concejalía de un ayuntamiento".

Noticias relacionadas

"Es el primer caso que conocemos. No es algo habitual, pero lo vemos como algo simbólico y como gesto de reconocimiento a la incorporación de personas con discapacidad a la participación social, civil y política", ha señalado.

Asimismo, Matía no confía en que el caso de Ángela Bachiller fomente la incorporación de más personas con síndrome de Down a cargos políticos y, en este sentido, manifestó que "pensamos que ha sido un caso bastante excepcional, pero también lo vemos interesante, porque el hecho de que se haya dado es una forma deromper clichés y de dar normalidad".