Ir a contenido

El PP evita apoyar la restricción del aborto en caso de malformación que propone Gallardón

El portavoz conservador en el Congreso asegura que "el debate está abierto" sobre este asunto

Jorge Fernández compara el aborto con ETA

PATRICIA MARTÍN / Madrid

Cada vez más voces en el PP se desmarcan de la apuesta del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, de restringir a las mujeres la posibilidad de abortar en el caso de que el bebé que esperan padezca una malformación grave. El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha evitado este martes apoyar esta limitación y ha asegurado que el debate sobre este asunto aún "está abierto". "Es prematuro fijar una posición sobre el texto sin ver primero un borrador del anteproyecto", ha argumentado.

Alonso ha reconocido que en el PP hay distintas posturas y discrepacias "evidentes" en torno al aborto. Sin embargo, ha marcado la línea que en su opinión debería seguir el ministro de Justicia para aunar la opinión de todos los sectores: ceñirse a la doctrina del Tribunal Constitucional sobre la ley de supuestos de 1985, que sí apoyaba la despenalización de las interrupciones del embarazo en el caso de que el feto sufriera una enfermedad grave.  

"En el PP hay gente que piensa de manera distinta, pero hay una coincidencia, que se reflejó en el programa electoral, y consiste en volver a la doctrina del Constitucional y hacer de ella el eje central de la reforma", ha manifestado.

La comparación con ETA

En el lado contrario, el ministro del Interior, Jorge Fernández, perteneciente al ala más conservadora del PP, ha asegurado este martes el aborto "tiene algo que ver" con la banda terrorista ETA, lo que ha provocado la indignación, entre otros, del PSOE. La portavoz de Igualdad socialista, Carmen Montón, ha asegurado en un tuit que es "intolerable" que el ministro llame "terroristas asesinas a las mujeres".