Los escándalos económicos

El PP, a la espera de que Rajoy dé una directriz en el 'caso Bárcenas'

Los dirigentes están desorientados y evitan dar explicaciones a la prensa

Luis Bárcenas responde a los periodistas, ayer a la salida de su casa.

Luis Bárcenas responde a los periodistas, ayer a la salida de su casa. / EFE / TV

2
Se lee en minutos
PILAR SANTOS / GEMMA ROBLES
MADRID

El silencio de Mariano Rajoy sobre el caso Bárcenas está empezando a exasperar a los dirigentes del PP, que están a la espera de que su presidente dé una directriz para saber qué línea argumental seguir. Las diferentes versiones salidas de la sede del partido en las últimas semanas y las controvertidas explicaciones dadas por la secretaria general, María Dolores de Cospedal, tienen desorientados a los miembros del partido.

Los requerimientos a la dirección de la fuerza conservadora para reclamar una orientación llegan desde todas las comunidades. En los pasillos del Congreso, los diputados ya no esconden sus dificultades para dar una explicación clara sobre qué relación laboral tuvo Bárcenas con el partido. «¿Qué queréis que os diga? Parece que no haya ningún tema más, preguntadme por otra cosa», se quejaba un destacado miembro del grupo parlamentario popular ayer por la mañana mientras se escabullía de los periodistas. Y cuando no consiguen escaparse, como le ocurrió ayer al presidente de Madrid, Ignacio González, se llega a decir que las declaraciones de Cospedal sobre el finiquito son «un poco confusas».

EL PSC, LA EXCUSA / La mala relación entre Cospedal y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, tampoco está ayudando en el escándalo sobre el extesorero del partido. La número dos del Ejecutivo, siempre obsesionada con no mezclar los asuntos del partido con los del Gobierno, se agarra a esta premisa para evitar las preguntas sobre Bárcenas en la rueda de prensa de los viernes tras el Consejo de Ministros. Sin embargo, Rajoy es presidente del Gobierno y también del PP, por lo que su estrategia de apartar el asunto y dejar sin contestar las dudas sobre el extesorero se está agotando.

Santamaría volvió ayer a orillar el caso en la sesión de control, en la que la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, le pidió explicaciones sobre Bárcenas, a lo que la vicepresidenta respondió con un ataque: Alfredo Pérez Rubalcaba ha perdido «el control de su bancada», dijo en referencia al voto dividido del PSC y el PSOE sobre la consulta catalana.

Noticias relacionadas

El caso también le está pasando factura a Cospedal. El portavoz adjunto del grupo popular en el Congreso, Rafael Hernando, tuvo que salir a defenderla. Hernando aseguró que la secretaria general «goza de la confianza de todo el mundo del PP».

El PP será convocado en las próximas dos semanas a un acto de conciliación con Bárcenas, informa Margarita Batallas. Es el resultado de la demanda presentada por el extesorero por despido improcedente, un trámite habitual en estos casos.