REFLEXIONES TRAS EL 25-N

El país real

"Los resultados electorales nos indican que el catalanismo debe ser social o no será y que hay ganas de una democracia más vinculada a la vida de la gente"

Ambiente electoral en un colegio de Terrassa

Ambiente electoral en un colegio de Terrassa

Se lee en minutos
Carles Campuzano
Carles Campuzano

Exdiputado en el Congreso.

ver +

Los resultados del 25 de noviembre tienen algunasvirtudes bastante evidentes. Dibujan un mapa muy ajustado de cuál es la realidad social y política de Catalunya y nos demuestran cuál es lacomplejidad del país. Cualquiera de los clichés que demasiado a menudo todos usamos para interpretar esta realidad no nos sirve para captar en su justa dimensión los sentimientos, valores y preocupaciones de la sociedad catalana en su conjunto. No hay mejor encuesta ni estudio sociológico que unas elecciones con una alta participación. Después nos gustará más o menos. Es aquello del país real que tanto nos gusta contar.

¿Y qué nos indican estas elecciones desde la perspectiva del nuevo catalanismosoberanista que ha emergido tras el Onze de Setembre del 2012?

1.Que hay unamayoría muy sólida y plural que comparte la aspiración a ejercer elderecho a decidir nuestro futuro colectivo. La autodeterminación tiene detrás un bloque poderoso y plural, tanto como lo tuvo la demanda de autonomía durante la transición democrática tras la muerte de Franco. Estamos ante un reto democrático enorme que no puede quedar frustrado y que estamos obligados a alcanzar.

2.Que la aspiración al Estado propio se fundamenta en unademanda social amplia y transversal que no tiene detrás solo una minoría muy activa, ruidosa y movilizada. Y el reto del catalanismo soberanista es continuar construyendo una mayoría social extensa en relación con la necesidad del Estado propio como garantía de prosperidad compartida y justicia social. Es aquello de la hegemonía social.

3.Que elcatalanismo es social o no será, y aún más ante la crisis más grande de nuestras vidas. De hecho, el éxito del catalanismo ha sido vincular el reconocimiento nacional y el autogobierno a la mejora de la vida de la gente. No en vano, CDC en 1977 concurrió a las primeras elecciones democráticas con el eslogan 'Una Catalunya vàlida per a tothom'. Las políticas, los gestos y las actitudes de aquellos que gobiernan deben responder a este planteamiento. La compasión, en el mejor sentido de la expresión, y la equidad ante la crisis nos son imprescindibles.

4.Que el país en los términos convencionales de las ideologías del siglo XX mira hacia el centro y hacia la izquierda, y que elcentroizquierda sociológico es mayoritario desde esta perspectiva. También lo representa la federación de CiU. Quizá sea una anomalía para aquellos que quieren una izquierda nacional fuerte y una CiU que solo se mueva desde el centro hacia la derecha, pero la realidad también es tozuda en este aspecto. Y esto marca cuáles son las mayorías que se deberán articular el Parlamento estos próximos años.

5. Que hay ganas deuna democracia mejor, más viva, más real, más vinculada a la vida de la gente. Y que ésta sigue siendo una asignatura pendiente de la joven democracia catalana.

y 6.  Que necesitamos salir de la crisis, volviendo a crearempleo y reduciendo elparo, para muchos ciudadanos esta es la prioridad y la inteligencia del nuevo catalanismo soberanista es saber hacer muy obvia la conexión entre los instrumentos de Estado que hoy no tenemos y la salida de la crisis.

Noticias relacionadas

Todo ello, pide un Govern fuerte,encabezado por el 'president'Mas, sustentado en una mayoría parlamentaria sólida, que sepa hacer compatible la gestión de la crisis y construir el sueño. No será fácil. Solo debemos esperar que todos estemos a la altura de lasresponsabilidades que los ciudadanos nos han otorgado.

 http://www.carlescampuzano.cat/