El resultado del 21-0

Galicia da un respiro a Rajoy

El PNV recupera el poder en Euskadi y Bildu sustituye al PSE como segunda fuerza

Los recortes no pasan factura al PP y Feijóo logra ampliar su mayoría absoluta

Galicia da un respiro a Rajoy
4
Se lee en minutos
NEUS TOMÀS / Barcelona

Mariano Rajoytoma aire. Laselecciones gallegas eran la reválida que debía superar para no caer otro peldaño en el particular precipicio en el que lleva instalado desde que accedió a La Moncloa. El galleguismo no nacionalista del PP, como lo bautizó el fundador Manuel Fraga, se ha impuesto a un socialismo que sigue en caída libre. Alberto NuñezFeijóo, uno de los políticos cuya aparencia menos encaja en el cliché conservador y que se refuerza cara a futuras sucesiones, ha ampliado con sus 41 diputados la mayoría absoluta que necesitaba para mantener el bastión más emblemático del partido (en las tres últimas décadas, el PP lo ha gobernado durante 24 años). Las aguas gallegas siguen en su cauce y las vascas vuelven a discurrir por lavaguada nacionalista. Pero, esta vez, la fuerza con la que irrumpe la izquierda aberzale, que sustituye al PSE como segunda fuerza en el Parlamento de Vitoria, añade un elemento de incertidumbre a la línea moderada que el PNV de IñigoUrkulluha defendido.

El candidato nacionalista se convertirá tras laselecciones vascasen el primer presidente del partido que llega a lendakari. Es un factor a tener muy en cuenta porque ahora deberá dejar el cargo en el partido y en función de quien le releve se verá si el PNV se deja arrastrar por las tesis más independentistas. Contaminada por el auge del soberanismo catalán, la campaña vasca ha debatido sobre autogobierno mucho más de lo que el nuevo lendakari hubiese querido. Anoche, en la fiesta de celebración de la izquierda aberzale se vieron también estelades y aunque Artur Mas ha insistido en que el proceso vasco y catalán son diferentes, a las puertas del 25-N los paralelismos son innegables.

LA PRIORIDAD

En todo caso, si gobernar es priorizar,Urkullu este domingo citó como primeros objetivos la lucha contra la crisis, la gestión de la paz, y en tercer lugar el papel de Euskadi en Europa. Precisamente el programa económico es el que a priori más dificulta una entente conEH Bildu. El PNV ha criticado a menudo que la izquierda aberzale no sabe gobernar y le ha reprochado que su modelo económico sea "el de Venezuela y Cuba". La patronal basca Confebask lleva meses reclamando un "pacto de país" para superar una situación económica que califica de "emergencia". Desde que se inició la crisis, han cerrado 18.000 empresas y la gran mayoría de las que han bajado la persiana son pymes. De ahí que Urkullu se haya comprometido a llamar hoy mismo al resto de partidos para intentar atender la petición del siempre influyente empresariado vasco. La muleta que el PNV necesita puede ofrecérsela el PSE, a pesar de sus malas relaciones actuales, y deberá contar con el PP para conducir el proceso de paz (a falta de ver si ahora se mantiene la estrategia conciliadora de Antonio Basagoiti).

De todos modos, la crisis en Euskadi es casi una broma comparada con el 21% del paro que deberá afrontar el nuevo Ejecutivo de Feijóo. El reelegido presidente subrayó que "no es habitual" que con una crisis como la actual, un Ejecutivo reciba un apoyo tan masivo. Laboratorio de los recortes de Rajoy, el PP interpreta el resultado en Galicia como un aval a la política económica del Gobierno central. Salvada la comunidad, Rajoy tiene desbrozado el camino hacia el rescate.

EL CATACLISMO

Lapesadilla socialistacontinúa y con visos de que la dirección del partido no alcanza a calibrar la magnitud de su tragedia. La primera reacción a los pésimos resultados obtenidos tanto en Galicia como en Euskadi fue lamentarse de la alta abstención. A pesar de que Alfredo Pérez Rubalcaba se había volcado en la campaña de Pachi Vázquez, los 18 diputados obtenidos (el PSG pierde casi la mitad de los votos recogidos en el 2009) son un mazazo para el PSOE. Vázquez instó a los socialistas a abrir un periodo de reflexión y a no desanimarse aunque motivos no les faltan.

En la misma línea, Patxi López, que se ha dejado 106.000 votos y nueve escaños, también reconoció que se impone una reflexión. El PSOE daba por perdida la Lehendakaritza, y calculaba que el resultado sería el finalmente obtenido. "Ahora nos toca analizar los números con profundidad", señaló en su comparecencia el lendakari en funciones, que no aclaró si acabará recogiendo el acta de diputado.

ANÁLISIS POR SEPARADO

Noticias relacionadas

La dirección del PSOE, por boca de su secretario de organización, Óscar López, subrayó que los resultados en Galicia y Euskadi deben analizarse por separado. Preguntado por si Rubalcaba tiene intención de dimitir, su número tres fue tajante a la hora de rechazar esta posibilidad. La dirección del partido, que se reunirá este lunes, insiste en que en solo un año es muy difícil recuperarse de la debacle de las generales.

El desconcierto del electorado socialista ayuda a explicar también el triunfo del histórico Xosé ManuelBeiras, que con su Syriza gallega se convierte en la tercera fuerza en Galicia. Tras su divorcio del BNG, Beiras se ha convertido a sus 76 años en la sorpresa de estas elecciones. La coalición ha conseguido "ilusionar" y "activar el proceso de rebelión cívica", como la definió ayer el líder de Anova-EU. Un resultado que en estos tiempos de desafección --como demuestra la abstención del 36,3% de Galicia-- es todo un éxito.