La Casa del Rey niega que el Monarca haya reprendido a Rajoy por las palabras de Wert

El ministro de Educación responde a los periodistas en catalán: "Estic molt orgullós del que he dit"

El Príncipe: "Confío más en la Catalunya real que en la espuma que estamos viendo"

2
Se lee en minutos
PILAR SANTOS / MAYKA NAVARRO / Madrid

La Casa del Rey ha asegurado esta tarde que Juan Carlos no ha reprendido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por las palabras del ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert

Según se desprende de un vídeo de la conversación entre el Rey y Rajoy, el primero le ha pedido explicaciones al presidente del Gobierno por las declaraciones del ministro de Educación, José Ignacio Wert, acerca de la "españolización" de los alumnos catalanes. Juan Carlos y Rajoy han conversado unos minutos al terminar el desfile del 12-O con motivo del Día de la Hispanidad

Posteriormente, en la recepción en el Palacio Real que han ofrecido los Reyes, Wert, en tono distendido, ha respondido en catalán a los periodistas cuando le han preguntado sobre la polémica creada por sus declaraciones sobre la "españolización" de los alumnos catalanes. "Estic molt orgullós del que he dit" ("Me siento muy orgulloso de lo que he dicho") ha contestado el ministro.

Wert ha afirmado que se siente apoyado por el Gobierno y que lo que le molesta es que la 'consellera' de Ensenyament, Irene Rigau, quiera catalanizar a los alumnos y que cuando él dice que quiere españolizar a los alumnos catalanes se cree una gran polémica.

"Ni una palabra más"

El Rey, pese a haber comentado este episodio con el presidente del Gobierno, ha evitado hacer cualquier tipo de comentario durante la recepción. "¿Sevilla, decís? No me váis a sacar ni una palabra más. El jamón está muy bueno", ha bromeado cuando ha oído la palabra Catalunya. Tampoco el jefe del Ejecutivo ha querido abordar el debate sobre el modelo de Estado en una converación informal con los periodistas.

Noticias relacionadas

El Príncipe, en cambio, ha querido hacer una reflexión sobre el futuro de la comunidad catalana y ha dicho que confía en que "las instituciones" encuentren una solución a este nuevo reto. "Catalunya no es un problema (...) Confío más en la Catalunya real que en la espuma que estamos viendo", ha respondido sin querer entrar "en las declaraciones de unos y otros". A juicio del heredero, hay una parte de catalanes que no encuentra el cauce para expresar sus sentimientos. A su hermana, la infanta Elena, una de las protagonistas del acto por su extraña ubicación durante el desfile, sentada junto a líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, también se ha mostrado muy interesada sobre la polémica independentista catalana. Una cuestión sobre la que ha charlado muy animadamente y durante varios minutos con la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi.

Otra escena curiosa de la jornada ha sido la protagonizada también por el Rey y la presidente de la Castilla la Mancha, María Dolores de Cospedal, quien durante el saludo del monarca a los presidentes autonómicos, y tras unas breves palabras de este a la mandataria conservadora, ella ha respondido en tono muy alto y contundente: "Faltaría más".