Ir a contenido

CONSTITUCIÓN DE LAS CORTES

Pío García-Escudero se marca como objetivo la reforma del Senado

El nuevo presidente de la Cámara alta es elegido por mayoría absoluta

Los senadores de Amaiur han jurado la Constitución en euskera y "por imperativo legal"

El senador del PP Pío García-Escudero ha sido elegido, por mayoría absoluta, presidente del Senado en la sesión constitutiva de la décima legislatura de la Cámara alta. En una votación nominal y secreta, García Escudero ha logrado el apoyo de 180 parlamentarios, entre ellos los senadores de su partido, mientras que otros 81 han votado en blanco, entre los que se encuentran los senadores socialistas. El nuevo presidente del Senado será recibido a las 19.oo de esta tarde por el Rey, que una hora antes se reunirá con el presidente del Congreso, Jesús Posada.

En su discurso de toma de posesión, García-Escudero se ha comprometido a facilitar el diálogo entre los grupos parlamentarios para reformar el Senado de forma que se haga efectiva "en su totalidad" la función de Cámara de representación territorial que le asigna la Constitución. Ha admitido que así como el Estado de las autonomías "se ha materializado plenamente" desde 1978, no ha ocurrido lo mismo con la Cámara alta.

Cuestión pendiente

García-Escudero ha hecho hincapié en que pese a los esfuerzos que se han llevado a cabo para llevar a cabo la reforma del Senado, esta "gran cuestión sigue estando pendiente" por lo que su objetivo será facilitar el diálogo entre los grupos para que sea posible acordarla.

El nuevo presidente del Senado ha hecho una apelación al diálogo y la austeridad, con la que gobernará la Cámara ante la crisis económica. Sin embargo, no ha concretado qué partidas reducirá en el presupuesto del Senado, y se ha limitado a afirmar que mantendrá lo imprescindible y recortará, si se puede, en lo más prescindible.

A la sesión constitutiva de la Cámara han acudido 261 diputados, aunque han faltado cinco de designación autonómica: cuatro por Andalucía y uno por Madrid, a los que todavía no han elegido sus respectivos parlamentos autonómicos.

García Escudero fue propuesto ayer mismo por el líder del PP y futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para presidir el Senado, donde ha ejercido como portavoz de su grupo en las dos últimas legislaturas. El nuevo presidente de la Cámara alta, que sustituye al socialista Javier Rojo en el sillón de la cámara, fue el senador más votado en las elecciones generales del 20-N; logró 1,62 millones de sufragios, algo menos que los 1.657.655 votos conseguidos en las elecciones del 2008.

Vicepresidentes y secretarios

Tras esta votación, la Cámara ha elegido a los vicepresidentes y secretarios de la Mesa del Senado. El popular Juan José Lucas y la socialista Yolanda Vicente han sido elegidos también por mayoría absoluta vicepresidentes primero y segundo, respectivamente. Lucas ha logrado 166 votos a favor y Vicente, 86. Nueve senadores han votado en blanco.

Han resultado elegidos secretarios los populares Matías Conde Vázquez y Ramón Rabanera, que repiten en el puesto, así como la socialista Carmen Alborch y el senador de CiU Manel Plana. Conde Vázquez, secretario primero, ha logrado 162 apoyos; Rabanera, que será secretario segundo, ha conseguido 153 votos: Alborch, tercera secretaria, ha obtenido 72; y Plana, cuarto secretario, 31 votos.

En euskera y "por imperativo legal"

Nada más finalizar el recuento, García Escudero ha jurado su cargo como presidente de la Cámara, ha ocupado su puesto en la mesa, y ha dado paso al acto de adquisición de todos los senadores de su condición de parlamentarios. Para ello, todos ellos han tenido que jurar la Constitución y lo han hecho empleado las fórmulas de "juro" o "prometo", con algunas salvedades como la protagonizada por dos senadores de Amaiur, que han recurrido al euskera para asumir su escaño "por imperativo legal".

Como es tradicional, los senadores del PP han optado mayoritariamente por la fórmula de jurar la Carta Magna, mientras que los socialistas se han decidido por acogerse a la promesa. Los senadores del PNV, con Iñaki Anasagasti al frente, han utilizado el euskera y otros como Joan Saura han optado por el catalán.