Ir a contenido

EL FUTURO DE LOS SOCIALISTAS CATALANES

Àngel Ros: "Quiero liderar el PSC a través de una candidatura unitaria y de consenso"

"La organización directiva se decidirá en el congreso. Puede haber un primer secretario y también un presidente ejecutivo"

"La nueva ejecutiva debe ser de sumas, nunca de restas. Si ellos quisieran, cuento con Miquel Iceta y con José Zaragoza"

ALBERT OLLÉS / Barcelona

El alcalde de Lleida pugnará por ser elegido primer secretario del PSC en el próximo congreso / RICARD FADRIQUE

No es el primero en postularse oficialmente como candidato a liderar el PSC (el exalcalde de Vilanova i la Geltrú y miembro del sector obiolista, Joan Ignasi Elena, se presentó el pasado julio). Ni tampoco será el último (el regidor de Terrassa, Pere Navarro, y el viceprimer secretario del partido, Miquel Iceta, pueden ser los próximos). Pero el paso adelante que ha dado este lunes Àngel Ros (Lleida , 1952), da un nueva dimensión al debate precongresual que viven los socialistas, desde hace ya diez meses, en aras de renovar su dirección y su discurso.

-¿Su candidatura es para ser primer secretario o estaría dispuesto a ocupar otros cargos de relevancia en la dirección?
-Me ofrezco al conjunto de la militancia para liderar el futuro de los socialistas en la forma organizativa que el partido decida en el 12º congreso, que se celebrará en diciembre. Una fórmula que se puede modelar. Mi objetivo inicial es tirar adelante un proyecto al frente de un grupo de personas.

-¿Rechaza entonces ser el candidato socialista a presidir la Generalitat en el 2014?
Ese candidato ha de salir de unas primarias. Un proceso en el que participen los militantes y, progresivamente, un espectro cada vez más amplio de simpatizantes, siguiendo incluso el modelo norteamericano de personas que se registran para votar a los candidatos.

-Dirigentes del partido han defendido buscar una candidatura unitaria que evite fracturas internas. ¿Ha hablado con otros aspirantes a liderar el PSC?
-Sí. Desearía un congreso de mucho debate en el que, sin el concepto negativo de precocinar nada, seamos capaces de llegar a una candidatura unitaria, de síntesis y de consenso, de la que salga una ejecutiva de sumas, nunca de restas.

-Una ejecutiva más coral, pero con un primer secretario al frente
-Un primer secretario, pero también con un presidente con más funciones ejecutivas que ahora o un adjunto a la primera secretaría. Ha de existir un núcleo duro de dirección y, a partir de ahí el concepto de liderar el partido significa que nos pongamos de acuerdo un conjunto de personas y que haya un portavoz al frente. El PSC ha de afrontar un proceso evidente de renovación, pero como dice Montilla, no de destrozo.

-¿Estaría entonces dispuesto a contar en su equipo con Miquel Iceta y José Zaragoza?
-Si ellos quisieran, por descontado.

-¿Ha hablado con ambos de esa candidatura unitaria?
-Es demasiado pronto para formar ya una candidatura conjunta, pero hemos hablado de ello y de hacia dónde ha de ir el PSC. Coincidimos en la necesidad de volver a ser el centro del catalanismo progresista, la referencia de la izquierda. El congreso lo haremos los militantes, pero ha de ser para el conjunto de los catalanes. Ya he dicho otras veces que se podría ganar el congreso, pero perder el país. Y eso no puede pasar.

-¿Ha comentado con José Montilla su decisión de ser candidato antes de hacerla pública?
-Sí. Le he comunicado personalmente que quiero optar al liderazgo del partido, pero insisto, en un sentido amplio. Ya no son tiempos de liderazgos mesiánicos. También lo he discutido con otros muchos compañeros como Raimon Obiols, Carme Chacón, Manuel Bustos o Marina Geli.

-Se le considera representante del conocido como el sector más catalanista del PSC. ¿En su proyecto se incluye que el partido sea más catalanista?
-Catalanistas lo somos. Y lo hemos demostrado a lo largo de la historia. Catalunya no sería lo que es sin la aportación del PSC en el proceso de integración del país. No quiero ser el candidato de un sector, sino de todos. Una persona aglutinadora que integre una dirección y un proyecto común al que todos se sientan vinculados.

-¿En virtud de todo ello, desistirá en el cónclave de diciembre de recuperar el grupo propio en el Congreso de los Diputados?
-Ese debate se ha de hacer, al igual que el de la revisión de la relación global entre el PSC y el PSOE. No renuncio a recuperar ese grupo, pero hay que ir paso a paso. Y si tenemos ya un consenso sobre la idea de contar con más voz propia en Madrid, es bueno ir ahora en esta dirección, que articulamos en el documento que pacté con Bustos. En este se habla de tener iniciativa y capacidad de discrepancia ¿que esperamos no sea muy frecuente¿ en aquellos temas que conciernen directamente a Catalunya.

-¿Espera una respuesta positiva del PSOE cuando tengan que negociar esa demanda?
-Deseo que así sea. Y lo espero. Las últimas palabras de Carme Chacón sobre este tema son especialmente representativas. El sentimiento de colaboración es recíproco. He decidido postularme ahora como candidato, tras la Diada, para dedicarme a partir de este momento a ganar en Catalunya las elecciones del 20-N, que ham de ser nuestra prioridad en los próximos dos meses.

-¿Qué ha de hacer el PSC para reencontrarse y recuperar a los miles de votantes perdidos?
-Volver a ser la referencia de los catalanes en los temas que más les preocupan, que actualmente son la recuperación del empleo sin recortar las prestaciones en sanidad, educación y servicios sociales.