29 mar 2020

Ir a contenido

El nuevo Gabinete

El machismo de un alcalde del PP enturbia el estreno de Pajín

"Cada vez que le veo la cara y esos morritos pienso lo mismo", dijo el regidor de Valladolid

El PSOE salió en defensa de la ministra y obligó a León de la Riva a rectificar

GEMMA ROBLES / ANTONIO YAGÜE / Madrid

Seguramente el día de ayer será inolvidable para la nueva ministra de Sanidad y Política Social, Leire Pajín, que se ha hecho con una cartera que asume además las competencias de igualdad. Y eso que hubo quien, sustituyendo los argumentos políticos por el exceso nacido del repudiable machismo, intentó enturbiar su toma de posesión. «La Leire Pajín es una chica preparadísima, hábil, discreta que va a repartir condones a diestro y siniestro por donde quiere que vaya y que va a ser la alegría de la huerta....», apuntó el alcalde de Valladolid, el popular Javier León de la Riva, por la mañana en Onda Cero. Pero el regidor, no contento con lo dicho, llevó su análisis sobre Pajín más allá de los límites de lo tolerable. «Cada vez que le veo la cara y esos morritos pienso lo mismo, pero no lo voy a decir aquí», añadió ni corto ni perezoso.

Las reacciones no se hicieron esperar. El PSOE de Castilla y León tachó a León de la Riva de «machista, cobarde y retrógrado», mientras que una compañera de partido, la exministra de Sanidad Celia Villalobos, subrayó que las palabras del edil eran «estúpidas y poco apropiadas». Con tanto revuelo, el alcalde vallisoletano intentó rectificar a eso de las tres de la tarde, esto es, la hora de los informativos televisivos. Pero aún empeoró más las cosas.

INTERVENCIÓN DE BLANCO / «Tuve un exceso verbal al reconocer en voz alta lo que alguna vez he pensado sobre el aspecto físico de la nueva ministra, que recuerda a un personaje de dibujos animados. Esas declaraciones no han sido correctas y no debí haberlas hecho. No tengo inconveniente en pedir disculpas a la señorita Pajín», afirmó en Antena 3. El PP, de forma inmediata, envió un mensaje al móvil de los periodistas en el que, bajo el título de «rectificación», se recogían las nuevas palabras de León de la Riva, aunque obviando las que hacían referencia a sus pensamientos sobre el aspecto de la titular de Sanidad y su supuesto parecido con un dibujo animado.

En este contexto, el PSOE decidió dar un paso más. El vicesecretario general del partido, José Blanco, convocó a los medios de comunicación para exigir al líder de los conservadores, Mariano Rajoy, que tomara cartas en el asunto y que, «aunque solo fuese por una vez», actuase. «Si no actúa, será cómplice de unas declaraciones machistas, intolerables y repugnantes», espetó el también ministro de Fomento, quien advirtió que cuando se hacen comentarios del calibre de los del alcalde de Valladolid «se está atacando a todas las mujeres». A partir de ahí, el protagonista tuvo que comenzar una nueva ronda de intervenciones en distintos medios para, presionado por la dirección popular, intentar deshacer en lo posible el entuerto por él mismo creado.

Ningún dirigente nacional del PP quiso salir a la palestra a opinar de este tema. El consejero y secretario general de los populares de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, subrayó a este diario que las expresiones de su compañero le parecían «desafortunadas» y que no eran compartidas ni por él ni por el resto de la organización. «Él lo ha entendido y ha rectificado», añadió.

DEFENSA DE AÍDO / Pajín no quiso responder a León de la Riva. Tenía cosas mejores que hacer, como tomar posesión de su cargo arropada por el presidente del Senado, ocho ministros y compañeros del PSOE. Fue la exministra Bibiana Aído la que se encargó de lanzar un mensaje en nombre de su compañera. «Ni los insultos ni los ataques intolerables apartarán a Pajín del camino de la igualdad». Mientras, la nueva ministra pedía una oportunidad a aquellos que aún no la conocen y garantizó que se esforzará para lograr estar «a la altura» de su antecesora, Trinidad Jiménez. «Querida Trini, me has dejado el listón muy alto», dijo.