CONFERENCIA EN LA LONDON SCHOOL OF ECONOMICS

Montilla defiende en Londres el valor del catalán como factor integrador

Lamenta que las «desinformaciones» sobre un «falso conflicto» se extiendan

El 'president' elogia el modelo lingüístico como vehículo para acoger al inmigrante

José Montilla, durante su intervención en Londres, ayer.

José Montilla, durante su intervención en Londres, ayer. / JORDI BEDMAR

2
Se lee en minutos
RAFAEL TAPOUNET
LONDRES

Justo un año después de que el prestigioso semanario británicoThe Economistarrojara serias dudas en torno a la eficacia de la política de proyección exterior de la Generalitat al publicar un reportaje sobre Catalunya que el propio Govern calificó de «insultante» y «difamatorio», elpresidentJosé Montilla viajó ayer a Londres con el objetivo de hacer llegar al público inglés su visión de la sociedad catalana actual («la realidad de la Catalunya de hoy sin intermediarios», dijo él) en una conferencia en la que defendió con contundencia el modelo lingüístico catalán como instrumento esencial para la integración de las «oleadas sucesivas de inmigrantes» que, según apuntó, han ido conformando la personalidad del país a lo largo de los años.

«El catalán debe ser el vehículo preeminente de acogida y de integración, y ha de ser visto como la herramienta más útil para alcanzar la plena ciudadanía por parte de la inmigración», aseguró Montilla, que apeló a su propia experiencia como inmigrante para asegurar que en Catalunya no existe un conflicto lingüístico por más que «voces interesadas y desinformadoras» surgidas «del resto de España» así lo quieran hacer creer. Sin citar de forma explícita la cabecera londinense, el presidente de la Generalitat aludió al polémico reportaje deThe Economist al lamentar que esas «desinformaciones» sobre «el falso conflicto lingüístico» se hayan «extendido desgraciadamente a la imagen que algunos países europeos tienen de la sociedad catalana».

PRENSA INGLESA / Con el propósito de «deshacer mitos», tal como él mismo señaló, Montilla mantuvo a mediodía de ayer un encuentro informal con un reducido grupo de periodistas ingleses –entre ellos, un representante deThe Economist– con los que departió sobre la lengua y también sobre las consultas soberanistas (cuya importancia minimizó) y sobre los retos que la crisis económica plantea a un Gobierno descentralizado como el catalán.

Noticias relacionadas

Este último punto fue, horas después, otro de los ejes de su conferencia, que se desarrolló en el marco de la London School of Economics, reputada institución académica fundada hace más de un siglo sobre los principios del socialismo fabiano que cuenta con un observatorio, presidido por el hispanista Paul Preston, dedicado a difundir la realidad catalana. Preston fue ayer uno de los encargados de presentar al presidente de la Generalitat. También lo hizo el embajador español en Londres, Carles Casajuana, que describió a Montilla como «un político que no se parece a los demás políticos».

Al término de la conferencia, hubo turno de preguntas. Y se volvió a plantear el supuesto conflicto lingüístico. Montilla, imperturbable, zanjó la cuestión: «Esa es una polémica absurda».