610,8 km
Martí Saballs Pons

Martí Saballs Pons

Director de Información Económica de Prensa Ibérica.

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La fecha más decisiva de 2024: 5/11

Paso a paso, el centro que aún aglutina a la gran mayoría de electores, al menos en la UE, ve como los movimientos sísmicos se extienden a derecha e izquierda

Los planes de Milei para Argentina: dolarización, privatizaciones masivas y sin ministerios de Educación y Cultura

Trump eleva la tensión y los ataques al juez al testificar en el juicio por fraude en Nueva York

El expresidente de EEUU Donald Trump, este lunes, ante de declarar en el juicio por fraude en el Tribunal Supremo de Nueva York.

El expresidente de EEUU Donald Trump, este lunes, ante de declarar en el juicio por fraude en el Tribunal Supremo de Nueva York. / BRENDAN MCDERMID / REUTERS

Almuerzo en Madrid con Ignacio de la Torre. Más que economista, intelectual. Aparte de obras sobre finanzas y economía, ha escrito libros sobre los templarios y la banca, sobre el islamismo y está en aras de escribir otro sobre la república eclesiástica de Athos, a cuyos monjes ortodoxos visitó hace unos meses. De la Torre es socio de Arcano Capital, una de las 'boutiques' financieras más respetadas de España. Sus análisis y comentarios siempre se producen desde la templanza y la racionalidad. Rehúye del tufillo apocalíptico, radicalizado o en exceso ideologizado en que se está convirtiendo el análisis económico.

Con De la Torre se puede conversar sobre expectativas de tipos de interés, de creación de empleo, crecimiento económico y de chisteras de financiación autonómica hasta aburrirse. Pero, precisamente por eso, cualquier conversación con él acaba girando hacia temas menos banales y más filosóficos. Porque, al final, lo que cuenta es poder discernir los movimientos de fondo que rasgan, casi sin notarlo, la superficie. Hasta que un día, oh sorpresa, la zanja ya es tan grande que no puede arreglarse. El ascenso, paulatino, sin pausa, de los movimientos populistas, de colores y caracterizaciones distintas, en el mundo occidental: desde Holanda hasta Argentina, pasando por España y, cómo no, Estados Unidos, son avisos progresivos. Aquello que empezó fruto de una respuesta, variada, a la gran crisis económica iniciada en septiembre de 2008 está ya en nuestro mapa mental. Desde la extrema derecha, el denominador común es el nacionalismo excluyente: "Nosotros primero, ellos después". Desde la extrema izquierda manda la orden de clase: "Contra el capital y las empresas opresoras". Tanto unos como otros, que se retroalimentan, pretenden romper derechos y libertades. Las que más les convengan, dependiendo de la parroquia que les vitoree. ¿Quién pierde? Paso a paso, el centro que aglutina aún la mayoría social que, por ejemplo, aún manda en la Unión Europea en su conjunto.

Los extremistas tienen sus estandartes. Vivos o muertos. En el Gobierno español hay miembros del Partido Comunista que admiran a genocidas soviéticos y el nuevo presidente de Argentina, Javier Milei, ha mostrado su absoluto desdén por las brutalidades cometidas por el régimen militar argentino. Bueno será, habrá que ver, si al nuevo inquilino de la Casa Rosada lo moderan o se modera.

Hablando de personajes vivos seguía la entretenida conversación con Ignacio de la Torre hasta que sale a colación una fecha clave, que puede marcar un terremoto sísmico de consecuencias imprevisibles. El 5 de noviembre del próximo año, los estadounidenses irán a las urnas para elegir (en este caso poder reelegir) presidente. Las encuestas apuntan a que un nuevo enfrentamiento entre Joe Biden y Donald Trump es, salvo fatalidad o sorpresa, lo más factible. ¿Y quién va como claro favorito? Trump