Ágora
Eugeni Rodríguez

Eugeni Rodríguez

Presidente del Observatori Contra L’Homofòbia

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Un orgullo antifascista

Exigimos a las políticas públicas que estén a la altura y que detengan de forma inmediata y contundente todo atisbo de LGTBIfobia

Archivo - Recorrido del Desfile del Orgullo LGTBI. ARCHIVO.

Archivo - Recorrido del Desfile del Orgullo LGTBI. ARCHIVO. / María José López - Europa Press - Archivo

El 28 de junio de 1969, una multitud de personas LGTBI dijeron no a la represión y oscuridad de años de políticas contrarias a las libertades del colectivo. En concreto nos referimos a la rebelión de Stonewall, el bar de New York donde se produjo la sublevación al orden sexual establecido. Activistas que exclamaron 'no' al chantaje de la policía y las mafias. Con especial liderazgo de las mujeres trans, trabajadoras sexuales y racializadas que se encontraban en el interior del bar cuando se produjo la protesta.

El 26 de junio de 1977, en las Rambles de Barcelona y organizado por el Front d’Alliberament Gai de Catalunya (FAGC), se producía la primera manifestación del Estado español revindicando derechos para las personas LGTBI en un contexto social de prohibición y persecución. Una vez más las mujeres trans estuvieron al frente del estallido social que supuso esta primera marcha 'Orgullo' por las calles de Barcelona y que fue duramente reprimida por la policía.

Hoy, 54 años después del episodio de Stonewall y 46 de la primera protesta en contra de las violencias que padecemos, el Observatori Contra l’Homofòbia hace públicos los datos sobre el estado de la LGTBIfobia en Catalunya en el primer semestre de 2023. Las cifras son alarmantes y muy preocupantes: de nuevo las personas trans son uno de los grupos donde se concentra de forma más cruenta el odio; una de cuatro incidencias registradas corresponde a este colectivo que experimenta un aumento del 11,3% respecto al mismo periodo del año 2022. Las violencias hacia las personas trans, especialmente mujeres, se produce en internet y la vía pública.

El espacio público es donde se concentran el 27,6% del total de incidencias que sufren las personas LGTBI en Catalunya, resaltando los entornos de ocio, laboral, educativo y, cómo hemos podido ver, el transporte público, testigo de graves episodios de transfobia.

En total son 152 las incidencias registradas en toda Catalunya, un 7% más que en 2022. La lectura de estos datos nos preocupa y ocupa, hemos de revertir estas expresiones de LGTBIfobia que van en aumento en un momento que los discursos de odio -antesala de los delitos de odio- se reproducen en toda España de la mano de una extrema derecha que hace gala del odio hacia las personas LGTBI sin ningún disimulo.

Hay que ser muy conscientes de que la luz oscura que alumbra ciertos espacios políticos se llama autoritarismo y que la música de fondo es puro fascismo. No podemos permanecer impávidos ante un fenómeno que nos puede costar un gravísimo retroceso en derechos y libertades que creíamos consolidados y que ahora se quieren poner a subasta pública.

El movimiento de liberación LGTBI encaramos este momento histórico con la firme intención de no callar ni naturalizar el desprecio, la infamia y el ataque sistemático a nuestras conquistas.

Exigimos a las políticas públicas que estén a la altura y que detengan de forma inmediata y contundente todo atisbo de LGTBIfobia. Queremos seguir trabajando por un mundo diverso y plural, no queremos volver al NODO en blanco y negro, soñamos en colores y luchamos por hacer frente al odio, plantando cara al fascismo y la LGTBIfobia.