Ágora | Artículo de Genís Boadella Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Hagamos frente a la multirreincidencia

Los ladrones se arriesgarán a penas de hasta 18 meses de prisión si acumulan un mínimo de tres delitos de hurto y el valor acumulado de los robos supera los 400 euros

3
Se lee en minutos
Arrestado en un operativo contra los robos en el Metro de Barcelona.

Arrestado en un operativo contra los robos en el Metro de Barcelona. / ÁNGEL GARCÍA / ARCHIVO

Con toda probabilidad, este jueves el Congreso de los Diputados dará luz verde a la modificación del Código Penal que hemos impulsado desde el PDeCAT para endurecer las penas por los delitos de hurto en los supuestos de multirreincidencia.

Esta ha sido una injusticia flagrante de los últimos tiempos: hacían falta más instrumentos legales para poder hacer frente a las bandas de carteristas y a aquellos delincuentes multirreincidentes que han convertido mangar bolsas, móviles o cadenas de oro en su 'modus vivendi'. El mundo del comercio, la restauración y el turismo ha denunciado en reiteradas ocasiones el impacto notablemente negativo que tiene en sus negocios, por no hablar de la mala imagen que se lleva el visitante. Y, en definitiva, con la tolerancia a estos pequeños hurtos se acaba dejando en una auténtica situación de indefensión a las personas: ya no es que te roben los 20 o 30 euros que llevabas a la cartera; es que te saquen las llaves de casa, la documentación oficial o todo el contenido personal de tu teléfono móvil.

Además, hay que tener en cuenta que esta no es una problemática que se circunscribe solo al ámbito urbano, sino que también afecta a las zonas agrícolas. Desde hace tiempo, las oleadas de hurtos en el campo son una constante: campesinos y alcaldes han denunciado la sustracción de material agrícola y de elementos de los sistemas de riego, provocándolos pérdidas muy importantes en sus explotaciones y la triste sensación de estar jugando al gato y al ratón entre legítimos propietarios y ladrones profesionales.

Por todo esto, los diputados del PDeCAT en el Congreso dimos máxima prioridad a este asunto y nos pusimos manos a la obra para que de una vez por todas se hiciera efectiva esta reforma del Código Penal. Hasta ahora, había sido la eterna promesa de diferentes ministros de Interior y de Justicia de todos los colores políticos, pero no se había acabado materializando nunca.

Analizamos qué vías teníamos los grupos parlamentarios para hacer efectiva una modificación normativa de estas características y, dado que la tramitación de las proposiciones de Ley es lenta, escogimos la única alternativa que nos quedaba: presentar enmiendas concretas a otras leyes orgánicas para modificar el Código Penal para hacerlo de la forma urgente y necesaria que merecía la cuestión.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Después de un intenso trabajo parlamentario y de muchas negociaciones, en el marco de los trabajos de la ponencia del proyecto de Ley Orgánica para facilitar el acceso a la información financiera, el PSOE accedió a transaccionar nuestra enmienda y, por lo tanto, quedó incorporada al texto legislativo. Después de la aprobación en el Congreso, el texto hará su curso (previsiblemente rápido) en el Senado y en breve podrá publicarse en el BOE para que la reforma se haga efectiva y entre en vigor. Objetivo cumplido.

Desde el punto de vista penal, los ladrones reincidentes que hasta ahora no hacían más que acumular decenas de antecedentes y no paraban de entrar y salir de comisaría y de los juzgados, ahora verán como su multirreincidencia tendrá efectos. Aquellas multas que recibían y que prácticamente formaban parte de su negocio (con unos beneficios basados en la diferencia entre los ingresos por objetos hurtados menos los gastos por multas pagadas), ya no serán la única consecuencia que tendrán sus actos: se arriesgarán a penas de entre seis y 18 meses de prisión si acumulan un mínimo de tres delitos de hurto y el valor acumulado de los robos supera los 400 euros.

Noticias relacionadas

Más allá de la cuestión penal, sin embargo, estamos convencidos de que esta medida tendrá un efecto disuasorio y ayudará a solucionar una problemática que en muchos pueblos y ciudades del país ha tenido especial incidencia en el tejido comercial y, en definitiva, en muchas personas que han sido víctimas de hurtos en la calle o en el transporte público.

Desde el PDeCAT creemos que hay que abordar sin complejos medidas en favor de la seguridad y la convivencia. Desde el rigor y alejados de populismos; así es como hacemos política en las instituciones en las que estamos presentes: compatibilizar las reivindicaciones nacionales con la política útil al servicio de todos los ciudadanos. Sin ningún tipo de duda, aquellos que estamos en política no tenemos que olvidar que hacemos política para mejorar la vida de las personas.