Anuncio de inversiones Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

'Com el Vallès no hi ha res' | Tribuna conjunta de los alcaldes de Terrassa y Sabadell

La ministra de Transportes ha anunciado un acuerdo para mejorar las conexiones viarias del Vallès. Consideramos una falta de respeto que al último momento la Generalitat no haya querido participar

3
Se lee en minutos
Vista aérea de las obras de la B-40, en 2019.

Vista aérea de las obras de la B-40, en 2019. / Ferran Nadeu

'Com el Vallès no hi ha res' es la frase afortunada de un verso de Pere Quart y una convicción de los alcaldes que firmamos este artículo. Terrassa y Sabadell, Sabadell y Terrassa, somos dos capitales que ejercemos como tales, que creemos en la fuerza de nuestro impulso y en la potencialidad de la comarca en Catalunya y en el sur de Europa.

Pero para explotar esta potencialidad son necesarias infraestructuras de calidad, bien pensadas y bien integradas. Lo decimos nosotros y lo reclaman las entidades económicas y sociales, que desde hace cuatro décadas ponen de manifiesto la necesidad urgente de conectar el Vallès con el Baix Llobregat. La respuesta a esta reclamación largamente reivindicada ha llegado, después de meses de negociación, con el anuncio hecho por la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para acabar para acabar las obras de conexión entre Abrera y Terrassa; completar la vía que debe unir Terrassa, Sabadell y Castellar por la ronda Nord, y mejorar las conexiones con la autopista AP-7.

Desencallar una inversión como esta solo ha sido posible por la capacidad que hemos tenido todos de poner el interés ciudadano por encima de cualquier otro factor y por la voluntad de encontrar soluciones. Como máximos representantes de Terrassa y Sabadell estamos más que satisfechos porque damos respuesta a una demanda histórica y porque nuestra ciudadanía será la más directamente beneficiada. Por esto agradecemos a la ministra Raquel Sánchez este esfuerzo y este compromiso. Pero también lamentamos que la Generalitat, que ha sido uno de los impulsores del acuerdo, no haya participado del anuncio público que se ha hecho hoy. Es una falta de respeto al medio millón de habitantes de Sabadell y Terrassa, a todo el Vallès. Nos sentimos engañados y menospreciados porque, después de tantas horas de trabajo, en el último momento no haya querido participar del compromiso. Una inversión como esta no se puede convertir en un debate partidista, los que hemos estado en esta negociación y en el acto de hoy lo hemos hecho como representantes de nuestras instituciones. Y las instituciones han de estar a la altura.

Es decepcionante que se bloqueen sistemáticamente inversiones que son necesarias y que tienen el consenso del territorio. Porque el acuerdo al que hemos llegado prevé que el ministerio pondrá los recursos económicos, que irán a cargo de la disposición adicional tercera del Estatut d'Autonomia de Catalunya, y la Generalitat ejecutará la obra y podrá decidir el trazado, un proyecto que ya está previsto en el Plan Específico de Movilidad del Vallès y en el Plan Territorial Parcial de la Región Metropolitana de Barcelona. No estamos diciendo hacer ninguna infraestructura nueva, solo la ya prevista.

Estamos convencidos de que el camino ganador es el de las alianzas, el del sí, el de la actitud positiva frente a situaciones que parecen de difícil solución. Esto es lo que espera la ciudadanía de la administración pública, ya sea el Gobierno de España, la Generalitat o los ayuntamientos.

Este acuerdo también es un claro ejemplo de que los municipios tenemos un papel primordial para hacer realidad consensos difíciles. Porque los alcaldes y alcaldesas estamos más cerca de la ciudadanía y sabemos que los vecinos y vecinas quieren respuestas a sus necesidades y no vale decir "lo estamos intentando". Debemos luchar hasta conseguir ponernos de acuerdo, por difícil que sea.

"Más allá de la rivalidad folclórica, Terrassa y Sabadell, Sabadell y Terrassa estamos más unidos que nunca"

Noticias relacionadas

En definitiva, la gente quiere que las cosas pasen y nosotros lo hemos hecho posible, hemos conseguido un buen acuerdo, ahora solo exigimos seguir teniendo este acuerdo.En el Vallès tenemos de todo: universidades de primer nivel, aeropuerto, centros sanitarios, industria, redes de comunicación viarias y ferroviarias, y por qué no decirlo también: proximidad a Barcelona. Con mejores infraestructuras, todo estará más interconectado.

Y en el Vallès, por tener, tenemos incluso nuestra pequeña rivalidad. Pero que nadie se lleve a engaño, la rivalidad Terrassa-Sabadell forma parte del folclore vallesano. La dejamos escapar solo en las competiciones deportivas y algún discurso irónico, pero poco más que eso. Para lo importante sabemos que nuestra fuerza conjunta nos permite ser más competitivos, avanzar, conseguir que las cosas pasen. Más allá de la rivalidad folclórica, Terrassa y Sabadell, Sabadell y Terrassa estamos más unidos que nunca.