610,8 km | Artículo de Martí Saballs Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Cañadas contra Guardiola

Las elecciones en el Cercle d'Economia avivan el debate y el futuro de una institución que debe dar otro salto adelante

3
Se lee en minutos
Rosa Cañadas y Jaume Guardiola.

Rosa Cañadas y Jaume Guardiola.

«¿Guardiola o Cañadas?» Hasta en Madrid se atreven a preguntar por la gran contienda electoral de este verano en Barcelona, que será el 12 de julio. Nunca tan pocos pintaron tanto. Son 1.193 socios, de los cuales tienen derecho a voto 1.176. Ser socio cuesta de entrada el primer año 385 euros. Los siguientes años: 250 euros. La cuota anual a un gimnasio de medio pelo cuesta mucho más. Y... sin embargo, el debate sobre las primeras y disputadas elecciones que tendrá el Círculo de Economía genera ríos de tinta y comentarios. La sociedad civil catalana, su burguesía o lo que queda de ella, partida en dos en su institución capitular, aquella que ha visto pasar por su presidencia a empresarios de postín, altos directivos y académicos prestigiosos. Lo nunca visto en el oasis catalán que empezó a truncarse durante los años duros del ‘procés’.

Guardiola no es el entrenador de fútbol, Pep. Ni Cañadas la reconocida modelo de pasarela, Esther. Guardiola (Jaume) fue el número dos de Banco Sabadell, alto ejecutivo de BBVA antes, amigo de la infancia del ‘expresident’ Artur Mas, involucrado en dos poderes fácticos de la ciudad: es presidente de la comisión económica del Barça y presidente de la fundación Esade. Quiere más, aunque ya ha dicho que dejará el Barça si acaba presidiendo el Cercle.

Cañadas (Rosa), lleva 25 años como socia del Cercle. Ha estado en tres de sus juntas. Su marido, el financiero Carlos Tusquets (Mediolanum), incluso fue presidente de la institución. Nacida en Tánger, educada en Francia, tiene una de las mejores agendas de España con el reino alauita. Preside la Fundación Tanja y el fondo Trea Capital.

¿Quién es más institucional, más 'establishment': Guardiola o Cañadas? Empate. Guardiola, miembro de la junta del presidente saliente, Javier Faus, representa continuismo. «Cuando se vote, se juzgará la gestión de Faus», dice una persona que conoce bien el Círculo. El presidente del fondo inversor inmobiliario Meridia alborotó la institución, se llevó las jornadas anuales de Sitges a Barcelona y abrió un debate, aún no cerrado, sobre el exceso de politización de los actos anuales. Criticado o no, traer al primer ministro de Italia, Mario Draghi, en 2021, o a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, este año, más el Rey y los políticos de nuestros lares, ha logrado situar los focos de la atención mediática de España en las jornadas de este peculiar club de socios.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Noticias relacionadas

Faus apoya a Guardiola. ¿Y el resto de expresidentes? Están divididos entre él y ella. Las relaciones personales también influyen, Quienes apoyan a Cañadas piensan que ella puede recuperar el espíritu fundacional del Cercle: mirar al futuro manteniendo la tradición. Cañadas ya ha avanzado la decisión de volver a celebrar la jornada anual en Sitges. Hay expectativas para conocer las personas claves de los equipos de la Junta. Guardiola ya ha dado a conocer sus dos vicepresidentas si gana: la economista Teresa Garcia Milà y la CEO de la editorial Penguin Random House, Núria Cabutí. Cañadas se guarda sus ases vicepresidenciales en la manga mientras afirma que habrá mucha gente joven en su equipo.

Cañadas y Guardiola están llamando personalmente a todos los socios pidiendo el voto. Hoy, las oficiosas casas de apuestas estiman un empate con una participación superior al 50%. Al menos, las elecciones avivan el debate y el futuro de una institución que debe dar otro salto adelante. Pesa la historia. Pesa demasiado