Artículo de Albert Espinosa Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Almohadas celosas

Una amiga cree que enfrentarse a una dificultad tan grande como la pandemia ha hecho que, en lugar de encontrar el camino hacia el prójimo, la gente haya buscado un camino hacia la individualidad

1
Se lee en minutos
Almohadas celosas

Artículo 755. Una amiga mía, que roza los 90 años, tiene una teoría de que la pandemia ha vuelto a la gente más egoísta en lugar de más empática. Ella, que ha vivido mucho, cree que enfrentarse a una dificultad tan grande como colectivo ha hecho que en lugar de encontrar el camino hacia el prójimo, la gente haya buscado un camino hacia la individualidad. “Problemas tenemos todos” es la frase que más ha escuchado en estos meses.

Es curioso, porque ella ha sido alguien muy positiva. Siempre ha tenido teorías luminosas que comparte. Recuerdo que, cuando tenía 70 años, me explicaba una acerca de su propio colchón y almohada … Casi os lo cuento después de lo mejor de la semana.

3er puesto. 'Deixar-se trobar'. Esta canción del bello disco de Max Ballesté te lleva a indagar en tu interior, a recordar que lo importante nunca es buscar a alguien sino dejarte encontrar.  

2º lugar. 'This is us', creada por Dan Fogelman. Acaba esta hermosa serie que ha tenido capítulos perfectos que resumen la relación entre familias. La temporada final es para los fans y logra ese difícil equilibrio para que todo el elenco tenga una bella despedida.  

1a posición. 'Diarios', escrito por John Cheever (Penguin Random House). Este diario del increíble autor del cuento del nadador te toca por su verdad y por la tristeza de sus memorias. Una búsqueda incesante de lo que jamás logrará obtener y un deseo irrefrenable de solucionar lo que ya está roto.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Noticias relacionadas

Y mi amiga siempre me comentaba que cuando llevaba días sin dormir en su casa, sobre su colchón y su almohada, notaba cuando volvía cómo tenía más pesadillas. Como si fuera una venganza de su cama hacia esa infidelidad en forma de hoteles extraños o viajes esporádicos.

Es por ello que decidió llevarse las almohadas de viaje y dejar ropa suya encima del colchón para engañar a su propia cama. Y así logró satisfacer a ambos y anular las pesadillas. Siempre me decía que los humanos nunca fueron igual de sencillos de contentar. ¡Feliz domingo!