Pros y contras Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

La mala letra

El desamparo de los mayores para descargarse el pasaporte covid es un ‘búscate la vida’ que produce sonrojo. Un escupitajo desde la ventanilla digital

1
Se lee en minutos
La mala letra

¿Quién no ha perdido unos segundos de su vida tratando de descifrar una receta escrita a mano? La razón de la letra ilegible de tantos médicos no deja de ser un misterio. Quizás las prisas, el estrés... En el peor de los casos, cierta falta de respeto hacia el paciente, un ‘tú no estás a la altura de mis conocimientos’. El ‘conseller’ de Salut, Josep Maria Argimon, pidió no acudir a los CAP para la impresión del pasaporte covid y reconoció que “habrá gente que necesitará la ayuda de su red cercana para descargar el documento”. Evidente. Ese desamparo ha sido una flagrante muestra de la brecha digital que excluye a los mayores. Un ‘búscate la vida’ que produce sonrojo. Pero ¿son solo los mayores, y solo en el tema covid, que la burocracia institucional presume de mala letra y falta de respeto a la ciudadanía?

Noticias relacionadas

Ya se puede lucir un currículo brillante que, ante tantos trámites digitales de tantas instituciones públicas, prevalece la sensación de pérdida, de ninguneo. Hay razones legales para utilizar ciertas expresiones, pero es obligado aterrizarlas hasta su comprensión. Todo lo demás es desprecio y humillación. Un escupitajo desde la ventanilla digital. Merecemos una burocracia con buena letra.