25-N Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Unidad contra la violencia machista

'Juntas' es el lema escogido por el Ministerio de Igualad para la campaña de este 25 de noviembre. Una llamada a la unidad feminista.

1
Se lee en minutos
Cadena humana de mujeres contra la violencia machista en Barcelona, el pasado 22 de noviembre.

Cadena humana de mujeres contra la violencia machista en Barcelona, el pasado 22 de noviembre. / Toni Albir (EFE)

El 25 de noviembre de 1960, las tres hermanas Miralba, Patria, Minerva y María Teresa, fueron secuestradas por un escuadrón de la muerte del dictador dominicano Leónidas Trujillo. Mientras sus maridos fueron juzgados y condenados a prisión, ellas fueron apresadas sin juicio, conducidas a una casa particular y golpeadas hasta morir. Después, sus cuerpos destrozados fueron encontrados en el fondo de un barranco, en el interior de un vehículo. La escena pretendía simular un accidente. Sus asesinatos cobardes y furtivos se convirtieron en un símbolo y, por ese motivo, el 25-N es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Una violencia que persiste y que encuentra múltiples formas de expresarse. A menudo, oculta en los hogares. Una violencia que lastra las vidas de las mujeres, pervierte a la sociedad entera y perdura en la memoria. Los datos son elocuentes: 37 mujeres asesinadas en lo que llevamos de 2021. Veinticuatro menores han quedado huérfanos. Como siempre, la punta del iceberg. 

'Juntas' es el lema escogido por el Ministerio de Igualad para la campaña de este 25-N. Una llamada a la unidad feminista. Porque la lucha contra la violencia necesita a todas las voces. También el eco de las que ya no están, de las que fueron asesinadas, de las supervivientes y de las que, durante décadas, batallaron para visibilizar y combatir esta lacra. El 25-N convoca al conjunto de la sociedad.