Servicios al cliente Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Clínicas para tecnología

El crecimiento de los dispositivos ha venido acompañado de la aparición de nuevos establecimientos que se dedican al cuidado de la tecnología. Esto resulta en tiendas que reparan los teléfonos móviles o bien te ayudan con tus ordenadores

3
Se lee en minutos
Una tienda de The Phone House. 

Una tienda de The Phone House. 

Las necesidades digitales de los consumidores explican la proliferación de tiendas para reparar tecnología 

El uso masivo de dispositivos digitales ha resultado en la aparición de nuevos establecimientos y servicios. Han proliferado las tiendas que ofrecen reparaciones para nuestros móviles, ordenadores o tabletas; y a su vez para ayudarnos a resolver algunos de los ‘enigmas’ que en ocasiones nos plantea la tecnología. En algunos barrios de nuestras ciudades, estos se han multiplicado de forma muy evidente. ¿Por qué aumenta la oferta? ¿Qué nos explica esta tendencia comercial sobre nuestra sociedad? 

El crecimiento de dispositivos móviles

El número de aparatos digitales se ha incrementado en los últimos años. De hecho, el crecimiento ha sido tan constante que en 2021, en España, la tasa de número de líneas móviles por cada 100 habitantes es de 116. Esto significa que en nuestro país tenemos más móviles que personas. Además, el equipamiento tecnológico de los hogares también se ha ido ampliando. Según los datos de 2020 del INE, el 81,4% de los hogares españoles dispone de algún tipo de ordenador (de sobremesa, portátil o tableta). Estas cifras varían en función de la comunidad autónoma en la que nos encontremos; pero, en términos generales, a mayor población del municipio de residencia y a mayores ingresos, más equipamiento de TIC en los hogares (ordenadores, teléfono fijo o móvil).

Este crecimiento de los dispositivos ha venido acompañado de la aparición de nuevos establecimientos que se dedican al cuidado de la tecnología. Esto resulta en tiendas que reparan los teléfonos móviles o bien te ayudan con tus ordenadores. Es un claro ejemplo de cómo la digitalización de nuestra sociedad requiere dar respuesta a las necesidades que van surgiendo.

Hemos observado una evolución del tipo de comercios. Primero, eran las tiendas de los operadores de telecomunicaciones quienes se hacían cargo de este tipo de reparaciones, porque los terminales eran gratuitos al contratar el servicio. Posteriormente, la mejora de prestaciones de los 'smartphones' ha obligado a diversificar la oferta. De ahí que ahora exista una variedad de negocios que reparan terminales y ofrecen servicios de asesoramiento digital. Además, esto ha coincidido con el cierre de los establecimientos propios de las grandes operadoras, como Vodafone, Orange o Movistar. Ha aumentado la competencia y no siempre responde a un incremento de la calidad. 

Servicios al cliente

Los servicios más comunes que ofrecen estas ‘clínicas’ tecnológicas son los de reparación de los diferentes dispositivos, siendo los más solicitados los del teléfono móvil. En concreto, el orden por importancia sería el cambio de pantalla, software, batería y cámara. Existe una diversidad de precios considerable en función de la calidad de los componentes que se cambian. En algunos casos, cuando el 'smartphone' es de alta gama, puede resultar casi en un precio equivalente a comprar un terminal nuevo. En otros, la reparación vale la pena y el consumidor puede alargar la vida del dispositivo y evitar por un tiempo mayor la llamada obsolescencia tecnológica

Los servicios de soporte tecnológico también se han ido incrementando. No solamente por parte de estos establecimientos de reparación sino también por aquellos que venden tecnología que ofrecen la instalación y la puesta en marcha del dispositivo. En otros casos, se puede contratar el servicio de un técnico para ayudarte a resolver cualquier duda. Otro tipo de servicios incluyen la reparación al momento o un servicio de recogida del dispositivo en el hogar o la oficina. 

Noticias relacionadas

Alfabetización digital

Este incremento del uso de tecnología pone de relieve la necesidad de formar a la población en alfabetización digital. Esto es, tener las habilidades y conocimientos necesarios para poder manejar fácilmente los dispositivos tecnológicos y realizar sin peligros las gestiones vía Internet que se necesitan de forma habitual. Estas actividades deben realizarse para el conjunto de la población. Pero, en especial, son muy necesarias para un grupo muy vulnerable, que son las personas mayores de 74 años. Solo una minoría inferior al 30 por ciento son capaces de navegar por internet, hacer una compra online, o usar aplicaciones de comunicación tipo WhatsApp. El resto no puede acceder y se produce lo que se conoce como brecha digital. Es responsabilidad de los gobiernos garantizarles que son marginados del mundo digital por su edad. 

Temas

Móviles