Ciencia Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Polonio en el té

El isótopo Po-210 es radiactivo y se desintegra emitiendo partículas α (alfa). Como son pesadas, bastaría una fina capa de piel para detenerlas. ¿Cómo consiguieron entrar en el cuerpo de Litvinenko? Porque se lo debió tragar con comida o bebida

3
Se lee en minutos
Alexander Litvinenko, en la cama de un hospital de Londres, el 20 de noviembre del 2006.

Alexander Litvinenko, en la cama de un hospital de Londres, el 20 de noviembre del 2006. / AP

Cuando el 1 de noviembre de 2006 el disidente ruso Alexandr Litvinenko comenzó a sentirse mal tras haber tomado un té con los agentes del KGB Andrei Lugovoy y Dmitry Kovtun, en un hotel de Londres, pensó que lo habían envenenado por orden de Vladimir Putin. Los médicos y científicos británicos tardaron tres semanas en encontrar la causa de su enfermedad y lo hicieron justo un día después de su muerte: en el cuerpo de Litvinenko había polonio-210, un isótopo radiactivo

¿Qué es un isótopo radiactivo? Los elementos químicos se caracterizan por el número de protones, partículas de masa=1 y carga=+1. Pero en el núcleo atómico tienen además un número variable de neutrones, partículas de masa=1 y carga=0, dando lugar a distintos isótopos. El elemento químico polonio, Po, descubierto por Maria Skłodowska-Curie a finales del siglo XIX y llamado así en honor a su país natal, tiene 84 protones y 126 neutrones en su núcleo, por lo que se denomina Po-210 (=84+126). La radiactividad es una propiedad de algunos núcleos que sufren la desintegración espontánea. Puede ser emisión de partículas α (alfa), formadas por dos protones y dos neutrones, de partículas β (beta), que son electrones, o de radiación γ. 

El isótopo Po-210 es radiactivo y se desintegra emitiendo partículas α (alfa). Como son bastante pesadas, bastaría una fina capa de piel para detenerlas. ¿Cómo consiguieron entrar en el cuerpo de Litvinenko? Porque se las debió tragar con comida o bebida. Una vez dentro de su cuerpo, las partículas α (alfa) causaron daños terribles en su aparato digestivo (estómago e intestinos) y muerte celular masiva en los órganos blandos del aparato excretor (hígado y riñones). También mataron otras células de metabolismo rápido, como los folículos pilosos, por lo que Litvinenko perdió el pelo de las cejas y el cabello. La mayor parte del Po-210 que ingirió fue excretado poco después de haberlo ingerido en la orina, las heces y el sudor. Al parecer, la muerte no fue causada por un fallo renal o hepático, Litvinenko era joven y estaba sano y sobrevivió a los daños a esos organismos, sino por la pequeñísima parte no excretada que atacó a su médula ósea causándole la muerte1. Debido a todos estos daños, la dosis letal de Po-210 (DL50) cuando es ingerido es de 50 nanogramos (1 nanogramo= 0,000000001 gramo). Litvinenko pudo ingerir una cantidad hasta mil veces superior. 

¿Qué sucedió con el Po-210 que ingirió Litvinenko? Durante el proceso de desintegración se transformó en un elemento estable, plomo, y lo hizo de forma bastante rápida, en 138 días se desintegró la mitad de la cantidad inicial, en los siguientes 138 días la mitad de la mitad restante y así sucesivamente. En los 15 años transcurridos desde entonces ha completado 40 períodos de semidesintegración. Por ello, hoy en el cuerpo de Litvinenko quedará una fracción igual a 1/240 de la cantidad que tenía cuando murió, es decir una millonésima de la millonésima parte. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Para saber quién fue responsable de la muerte de Litvinenko hay que encontrar la fuente. ¿Cómo se obtiene el Po-210? Maria Skłodowska-Curie obtuvo una cantidad pequeñísima procesando toneladas del mineral pechblenda, pero hoy se obtiene bombardeando con neutrones el isótopo estable de bismuto Bi-209, lo que da lugar al isótopo radiactivo Bi-210, que se transforma mediante una desintegración β (beta) en Po-210. ¿Dónde se obtiene? En los reactores nucleares que se encuentran en Arzamas, la ciudad rusa donde se llevó a cabo toda la investigación atómica durante la Guerra Fría, por lo que no figuró en ningún mapa mientras existió la URSS.

¿Quién lo mandó sintetizar? Alguien muy poderoso y muy rico, porque la síntesis de la cantidad ingerida por Litvinenko pudo costar entre uno y diez millones de dólares.

¿Motivos para gastar tanto dinero en matar a alguien? Mostrar el poderío de la nueva Rusia y, de paso, advertir sobre los peligros de la energía nuclear, la principal competidora del gas que se encuentra en grandes cantidades bajo suelo ruso.

En septiembre de 2021 el Tribunal Europeo de Derecho Humanos declaró culpable del asesinato de Litvinenko al Gobierno de Rusia y a los ciudadanos rusos Andrei Lugovoy y Dmitry Kovtun, autores materiales del mismo.

Noticias relacionadas

1. Adela Muñoz Páez. Historia del veneno. De la cicuta al polonio, Debate, Barcelona, 2012, Parte III, capítulo 5.